miércoles, 31 de julio de 2013

Precio del Acpm, tres veces por encima de la inflación: Colfecar

Tras los estudios hechos a la evolución del Acpm en los últimos tres años, queda al descubierto que el precio se equiparó con el de la gasolina como lo advirtieron hace unos años en la Comisión Quinta del Senado.
La denuncia fue hecha por el presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar), Jaime Sorzano Serrano. “Todo esto conllevó a una afectación en la canasta del trasporte en donde se castiga duramente la rentabilidad”, dijo.
Un ligero examen permite detectar un incremento en el precio del Acpm del 27.73 por ciento en el período julio 2010 – julio 2013, correspondiente a un promedio anual del 9.24 por ciento. Simultáneamente el IPC (inflación) tuvo un incremento del 8.62 por ciento en ese ciclo, a un promedio anual del 2.87 por ciento. El comportamiento del precio del Acpm, más que triplicó el IPC”, explicó Sorzano.
El dirigente gremial dijo que en el tiempo analizado hay una variación del 27.73 por ciento para el Acpm y un incremento del 12.06 por ciento para la gasolina. Al mismo tiempo el biodiesel experimentó un aumento del 11.78 por ciento en el período revisado, dijo.
Colfecar detectó una diferencia en el comportamiento del etanol respecto al biodiesel, ya que para el alcohol etílico, por norma, su precio nunca puede rebasar el de la gasolina.
No ocurre lo propio en el caso del biodiesel. Mientras el galón de etanol tiene un precio de 6.883 pesos, o sea 1.813 pesos inferior a la gasolina, el del biodiesel llega a 8.633 pesos, es decir 355 por encima del Acpm, aspecto que no entendemos ni justificamos”, expresó el presidente de Colfecar, según un comunicado de prensa.
El gremio del transporte de carga por carretera advirtió que el biodiesel muestra efectos perjudiciales en los equipos de inyección de los vehículos, tanques y conductos, en su momento justificados ante el Ministerio de Minas y Energía. “Los fabricantes de equipo de inyección a nivel internacional se han referido a las dificultades para garantizar la operación de sus equipos con mezclas superiores al cinco por ciento, lo cual se evidencia en un documento que se le adjunto a una misiva enviada al ministerio de Minas y Energía”, dijo.
Sorzano precisó que de manera increíble se le puso fin a la denominada “política de dieselización”. Apuntó que desde la tribuna gremial no se han podido comprender las razones por las cuales en circunstancias tan adversas para la prestación del servicio ocasionadas por las falencias viales, restricciones e incremento en los tiempos logísticos, la relación de precios entre los dos combustibles que, en julio de 2010 era de 0.84, en la actualidad es de 0.96, equiparándolos en la práctica.
Colombia, explicó, ha tomado como referente de precios internacionales alGolfo de México para darle forma a la tabla interna, empero al hacer comparaciones de precios en los últimos 36 meses entre Colombia y Estados Unidos, el sinsabor es evidente.
“Los datos del mismo ministerio de Minas y Energía así como los U.S Energy Information Administration dejan ver que en julio de 2013 existe una diferencia cercana a los mil pesos por galón del combustible diesel, superior en Colombia respecto a Estados Unidos. Dicha diferencia es consistente en el tiempo, lo cual también llama nuestra atención, dadas las condiciones en que transcurren las operaciones en los dos países”, dijo Jaime Sorzano.
La política imperante en Colombia persigue objetivos tan disímiles como equiparar los precios internacionales, generar impuestos derivados del consumo del combustible, cubrir multimillonarios subsidios en el caso del biodiesel sin dejar de mencionar los cobros para la ampliación de las refinerías, lo cual impacta al alza en el precio interno.
Colfecar se declara partidario de una política pública de fijación de precios que ofrezca reglas de juego claras para las operaciones de transporte, que sea razonable y acorde con las condiciones en que se debate la prestación del servicio y que haga diferenciación del transporte individual en automóvil frente a la prestación del servicio público de transporte de mercancías.
La fijación de precios debe ser compatible con la calidad del producto y que además tenga en cuenta la participación de este insumo en la canasta de costos que, en julio de 2010 representaba el 31.7 por ciento, incrementándose a la fecha al 33.4 por ciento.
La federación que agrupa a los transportadores de carga dice que continuará abogando por la introducción de una política más acorde con el medio local y a la vez confiando en las bondades del diálogo y la concertación.
“El Ministerio de Minas y Energía afirmó hace pocos días que la variación del precio del Acpm durante lo corrido de 2013 ha sido inferior al efecto de la inflación, ya que de 8.179 pesos por galón en diciembre de 2012 el diesel alcanzó un incremento que lo llevó a 8.278 pesos en julio del año en curso, lo cual refleja un ajuste del 1.2 por ciento frente al 1.49 por ciento del costo de vida en mayo, si bien hay un menor impacto, lo cierto es que la suma de los últimos tres años deja ver un deterioro en el precio de un combustible que en su momento se presentó como social, pero que hoy se convirtió en todo un flagelo para quienes lo demandan”, concluyó Sorzano Serrano.
Tomado de: El Espectador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.