martes, 15 de enero de 2013

Menos carga, más vehículos y fletes bajos ahogan a camioneros

El arranque de 2013 es preocupante para el transporte de carga por carretera. Los mayores volúmenes por los TLC no se han visto y las inversiones en las vías, tampoco.



Desde el sábado pasado Edwin Chaverra, está en el puerto de Buenaventura, con su tractomula de 35 toneladas de capacidad, intentado conseguir un viaje de regreso hacia Medellín.

"Hay mucho carro, la carga es muy poca y el transporte está muy barato", resume este conductor, quien asegura que "el año pasado fue supremamente duro y este 2013 no pinta nada bien".

Pero la queja de Chaverra no es personal, sino que es lo sienten los 15.000 afiliados a la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), en todo el país.

Luis Orlando Ramírez, director Ejecutivo del gremio, confía en que hoy, cuando se reúna con el viceministro de Transporte Nicolás Estupiñán, los reclamos de los transportadores sean tenidos en cuenta y se acabe "la reticencia del Gobierno con el sector".

Para la ATC, los fletes han estado, desde hace mucho, por debajo de los propios costos operativos establecidos por el Sistema de Información de Costos Eficientes (Sice), y los transportadores consideran, además, que el Gobierno no hace nada para controlar el esquema de libertad vigilada que se propuso.

"En el año 2011, una tonelada de carga para llevar de Buenaventura a Medellín la pagaban a 120.000 pesos y hoy la pagan a 93.000 o 95.000 pesos", explica Chaverra.

Desde la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), José Alejandro Botero, sostiene que los volúmenes de carga han rebajado un 35 por ciento. "Normalmente un camión hacía cuatro viajes al mes, entre Medellín y Cartagena, hoy escasamente se está haciendo uno".

Pese al porcentaje dado por Botero, entre enero y septiembre del año pasado la Encuesta de Opinión Empresarial, de Colfecar, mostró que las toneladas movilizadas habían disminuido, pero solo un 2,84 por ciento, en comparación con igual periodo de 2011, pasando de 99,02 millones de toneladas a 96,20 millones de toneladas.

Algo similar observó la facturación de las operaciones, que rebajó un 3,44 por ciento, al pasar de 11,39 billones de pesos, entre enero y septiembre de 2011, a 11,00 billones de pesos en igual periodo del año 2012.

Otro punto que para los transportadores juega en su contra es que el parque automotor colombiano está sobreofertado. "Siguen matriculando carros por medio de la póliza, cuando lo ideal en el plan de chatarrización es que la reposición de los vehículos se haga de uno en uno", explica Ramírez.

Mientras tanto, las organizaciones ATC y ACC que comparten criterios se han declarado en alerta máxima, porque consideran que el sector se acerca velozmente a una quiebra generalizada y a una inmovilización camionera.

ANTECEDENTES

LA TABLA ANTICOMPETITIVA

En enero de 2011 el Gobierno anunció el desmonte de la tabla de fletes, porque era un freno a la competitividad de las exportaciones colombianas. Con la entrada en vigor de los TLC muchos transportadores hicieron inversiones en nuevos y modernos equipos, ahora la reducción en los niveles de mercancía para transportar está provocando que muchos estén incumpliendo con las obligaciones adquiridas.
Tomado de: El Colombiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.