miércoles, 12 de septiembre de 2012

Puertos en Colombia deberán trabajar 24 horas al día, siete días a la semana


La modernización portuaria y vial es hoy uno de los principales retos que debe enfrentar Colombia de cara a los Tratados de Libre Comercio.
Para ello, es clave que las sociedades -que hoy administran las terminales marítimas- adelanten las inversiones del caso con el fin de atender el creciente movimiento de carga.
Así lo señala el superintendente de Puertos y Transporte, Juan Miguel Durán, al anunciar que para mediados de este mes la cadena logística del transporte (entendida como el trabajo conjunto de los sectores terrestre y portuario) deberá trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Uno de los principales problemas del puerto de Buenaventura es la falta de profundización del canal de acceso para los barcos de gran calado. Si bien se está trabajando en ello, la Dimar insiste en poner talanqueras a algunas terminales para permitir el acceso de los buques... ¿Qué hacer?

El problema que se ha presentado en Buenaventura ha sido de percepción. Por una parte, los puertos prefieren un tema comercial sobre cualquier otro, y es entendible, esa es la naturaleza de las concesiones portuarias. Sin embargo, la Dirección Marítima (Dimar) tiene una gran responsabilidad frente a la seguridad.
En este sentido lo que hemos hablado es que la seguridad debe primar ante todo. Obviamente, la Dimar es la que debe, con pruebas, ejemplos y citas, mirar si efectivamente la seguridad se ve en una situación grave que amerite que se tomen medidas. El aspecto comercial para Colombia es fundamental, pero no se puede ver por debajo de la seguridad.

De cara a los TLC, ¿cómo va el proceso de expansión de los puertos, cuánto se está invirtiendo?

Los puertos han sido los primeros en ponerse la camiseta para realizar las inversiones necesarias. En esa medida el Gobierno está confiado que efectivamente se van a dar unas mejores condiciones para el comercio exterior. Hay que tener en cuenta que las inversiones de ingeniería no se dan de un día para otro. Sin embargo, el uso de la capacidad instalada de los puertos todavía no ha llegado a un 100%, lo cual nos da un margen de crecimiento al corto plazo. Al mediano y al largo plazo entrarían las inversiones que adelantan hoy las sociedades portuarias. Asimismo, a futuro, nuevos proyectos que vienen creciendo pueden materializarse y generar escenarios con mayor capacidad para asumir los retos de los TLC.

Esto en materia portuaria. Pero otra de las quejas de los empresarios y usuarios del transporte de carga es la falta de infraestructura vial ¿En qué van los trabajos para modernizar las vías del país, especialmente las llamadas vías de exportación?

El Gobierno Nacional ha puesto un especial énfasis en los corredores de comercio exterior. Históricamente, Colombia lleva un atraso en materia de infraestructura vial; sin embargo, como han señalado la ANI, Invías y Mintransporte, estamos haciendo una transición importante en inversión, partiendo del 1% del PIB al 3% del PIB (de $6 billones a $18 billones), que es lo que se espera que continúe invirtiendo el país. El propósito no es sólo que a futuro esto pueda materializarse en mejores vías, sino en vías que estén centradas en los corredores más importantes para el comercio exterior.

¿Cuál es su mayor preocupación como Superintendente de Puertos y Transporte?

En la Superintendencia nos hemos venido concentrando en la cadena logística del sector como tal, la cual reune a todos los vigilados sobre los que tenemos alguna competencia para actuar.
No hay que mirar los sectores portuario y terrestre de manera aislada; es fundamental saber que el uno tiene que ver con el otro, y si alguno falla, pues falla toda la cadena logística.
Estamos trabajando en detectar qué cuellos de botella existen, cómo se pueden solucionar y en qué tiempo. De esta manera, el comercio exterior puede tener una mejor viabilidad.

¿Y cuál es su gran apuesta en los siguientes dos años?

La gran apuesta es que podamos transformar un sector importante para la economía colombiana en un sector integrado, tecnológico, más eficiente y competitivo. Y que los resultados a nivel de comercio exterior vayan creciendo en la medida en que estos sistemas, la infraestructura y el transporte puedan cohesionarse cada vez más con las prácticas existentes en los países que ocupan los primeros lugares en comercio exterior.

¿Cómo lograr esto en el corto plazo?

Ya hay ciertas medidas que estamos trabajando para que se logre. Por ejemplo, los tiempos muertos en el transporte se pueden eliminar siempre y cuando las partes pongan en práctica el ‘24/7’: trabajar las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Dentro de esta cadena logística si un actor no lleva su actividad 24/7 perjudica al resto.
Estamos empezando a implementarlo con los generadores de carga. A mediados de septiembre, por instrucción del presidente Santos, las entidades públicas que participan en la actividad portuaria funcionarán de esta manera, y a su vez los transportadores.

¿En qué va el proceso de chatarrización de vehículos de carga que debieron haber salido de circulación, usted ha adelantado algunas investigaciones en ese sentido?

Eso es competencia netamente del Mintransporte. La superintendencia no adelanta investigaciones, pues la ley señala que no tenemos ninguna competencia frente al Ministerio.

Entonces, ¿qué investigaciones adelanta actualmente la Súper y cuántas sanciones ha impuesto?


Tenemos 12.000 vigilados en los sectores portuario, férreo, aeroportuario, vías concesionadas y no concesionadas, organismos de tránsito, centros de diagnóstico automotor, centros de reconocimiento a conductores y escuelas de conducción, entre otros. Es una competencia amplia.
Tomado de: EL País de Cali

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.