martes, 19 de junio de 2012

El problema de los contenedores


En repetidas ocasiones nos hemos referido al problema que significa la administración y manejo de los contenedores en Colombia.

Paradójicamente esta herramienta inventada en los años 50 para facilitar y generar eficiencia en los procesos logísticos, en nuestro medio sirve para todo lo contrario, es decir conlleva mayores costos, mayores tiempos de operación e ineficiencia a lo largo de la cadena; hasta el punto de estar generando 'un nuevo negocio' consistente en la consolidación o desconsolidación del contenedor en los puertos marítimos para evitar el tortuoso manejo de estas unidades de carga.

Por principio el contenedor debe arribar con carga de importación y partir con carga de exportación en el menor tiempo posible, lo cual es viable en países que han desarrollado economías con marcada vocación marítima.

En países mediterráneos, como es nuestro caso, los contenedores deben desplazarse al interior generando mayor movilización y complejidad en su manejo, con el agravante de la asimetría ocasionada por mayor volumen de 'impo' respecto a 'expo', lo cual conlleva mayores tiempos de permanencia, almacenamiento, manipulación y transporte, entre otros.

Todo lo anterior demanda mayores áreas físicas para el manejo y salvaguarda del contenedor en los puertos marítimos, donde no hay espacio ilimitado, y muy especialmente en nuestras grandes ciudades, origen y destino que son de las mercancías.

Si bien es cierto los puertos marítimos exhiben tecnologías de punta vinculadas al manejo y administración de los contenedores con apego a precisa normatividad y regulación, fuera de ellos no ocurre lo mismo y aparecen los denominados 'patios de contenedores', cuya operación ocurre al margen de regulación adecuada, de áreas físicas competentes, de procedimientos expeditos, de personal idóneo y tecnologías al servicio de la logística, todo lo cual se complica en virtud de la proliferación de estas áreas, con su demoledor impacto en el proceso logístico y muy sensiblemente en el transporte terrestre.

Pasando del diagnóstico a la solución del problema, este exige debida comprensión por parte de la autoridad competente y fijación de normas, procedimientos básicos y reglas de juego con auténtico sentido de cadena.

En la solución deben intervenir además los integrantes de la cadena con auténtica vocación portuaria y del manejo de contenedores, quienes no son otros que el naviero y las sociedades portuarias (concesionarios de los puertos).

Como nadie propone una solución, Colfecar viene insistiendo en que sean precisamente las líneas navieras y las sociedades portuarias regionales quienes representen la superación del problema, en el entendido de que sus mismos contenedores y clientes, lo son en litoral marítimo y en el interior del país.

Los puertos secos no son un mero concepto vacío sino un recurso de la logística que adquiere significado especial en países como el nuestro, pero de los cuales carecemos. Una coalición entre los puertos y las navieras podría dar paso a la fiel expresión del puerto seco en la práctica, desplazando la proliferación de los patios y, generando economías de escala en el manejo del contenedor en beneficio de la cadena logística toda.

La propuesta, lógica en concepto del señor presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, lo llevó a preguntar recientemente: Si los contenedores reciben un manejo de primera en el puerto marítimo, por qué razón reciben un manejo de cuarta o quinta categoría al interior en nuestras ciudades.Consideró así mismo acertada la propuesta de Colfecar y solicitó en su momento al ministro del ramo, Germán Cardona Gutiérrez, liderar e incentivar en este tipo de soluciones como premisa para la competitividad y el buen desempeño que nos demandan los tratados de libre comercio.

Las toneladas movilizadas crecieron 5,2%
Según la Encuesta de Opinión Empresarial (EOE) realizada por Colfecar, durante el primer trimestre de 2012, el sector de transporte de carga por carretera evidenció un aumento en cuanto a las toneladas movilizadas, registrando un alza de 5,20% respecto al mismo lapso del 2011, pasando de 33,65 millones de toneladas en el primer trimestre de 2011 a 35,40 millones de toneladas movilizadas en 2012.

Tomado de: La República
Jaime Sorzano
Presidente de Colfecar





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.