lunes, 2 de abril de 2012

Piratas en las carreteras

La piratería terrestre y el hurto a vehículos particulares en las carreteras de Antioquia es una problemática que se ha fortalecido en los últimos años de acuerdo a la frecuencia con que estas modalidades delictivas se vienen ejecutando.


Pese a que semanalmente la Policía Metropolitana y la Policía Antioquia muestran resultados con respecto a la desarticulación de bandas, estas siguen tomándose las principales carreteras del departamento y aquellas vías por las cuales se ingresa al Valle de Aburrá.


Según el coronel José Gerardo Acevedo, comandante de la Policía Antioquia, “las vías Medellín-Bogotá, sector Alto de Minas, Medellín -Costa Atlántica, sector Alto de Matasanos y Medellín-Puerto Berrío son los puntos viales con mayor índice delincuencial del departamento”. Así mismo informó que algunos corredores viales que hacen parte de la centralidad del Valle de Aburrá presentan una alerta constante por la presencia de sujetos que si bien no conforman una organización estructurada, se han dedicado al hurto de celulares, alhajas y dinero de quienes transitan en sus vehículos por estas calles.


Sabaneta, Barbosa y Girardota se han convertido en sectores propicios para esta actividad en el área metropolitana, ya que por sus características físicas, en las noches los delincuentes tienen la posibilidad de esconderse en zonas deshabitadas y con poca transitabilidad, para luego tomar de forma desprevenida a los conductores.


Para Luis Orlando Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga, Atc, los reductores de velocidad instalados en las carreteras colombianas se convirtieron en un elemento propicio para que los delincuentes tengan la posibilidad de abordar fácilmente a los conductores y robarle la mercancía transportada.


Modus operandi


Según la Policía Antioquia, los piratas terrestres, a diferencia de los grupos de delincuencia común, tienen un organigrama y realizan trabajos de inteligencia sobre sus posibles víctimas.


En algunos casos la organización delincuencial espera que los transportadores salgan de la ciudad con el fin de abordarlos en sitios que ellos ya tienen plenamente demarcados. Allí bajan al conductor y su ayudante, los retienen por unas horas mientras bajan toda la mercancía y luego los dejan a la deriva en la carretera.


En otras circunstancias la organización criminal adquiere contactos dentro de algunas empresas, los cuales a su vez se convierten en cómplices. Al momento de la salida del vehículo, los trabajadores avisan a los delincuentes quienes se encargan del resto del trabajo.


Así y de muchas otras formas, los transportadores de mercancía son despojados no solo del material que llevan sino también de los carros y pertenencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.