martes, 20 de marzo de 2012

La guerrilla ha convertido una carretera petrolera del Caquetá en una trampa letal.


La bala se estrelló contra el panorámico del camión cisterna buscando impactar en el rostro del conductor, pero, como un regalo de la vida, Juan Manuel Melo, de 44 años, alcanzó a abrir la puerta y, en medio del fuego, se lanzó debajo del vehículo. "En cuestión de segundos -recuerda- se desgajó una balacera que venía de ambos lados de la carretera". Él y sus 19 compañeros de caravana habían caído en una nueva emboscada de las Farc.

Ataques como este, ocurrido el pasado lunes, son el pan de cada día en los 185 kilómetros que separan el complejo petrolero Capella, ubicado en Los Pozos, inspección de San Vicente del Caguán, de Florencia (Caquetá). La columna móvil Teófilo Forero ha convertido en objetivo militar la ruta de los camiones de la compañía británica Emerald Energy.
La carretera ostenta el triste récord de haber sido atacada por la guerrilla en 25 oportunidades en los últimos nueve meses. El saldo: un conductor muerto, ocho heridos, cuatro funcionarios chinos secuestrados, siete camiones de crudo incinerados y dos volcados, y pérdidas millonarias.
Las tácticas terroristas contra los transportadores incluyen desde el lanzamiento de pipetas explosivas -seguido de hostigamientos a bala- hasta la detonación de carros bomba al paso de los camiones y el sembrado de minas en la vía. En los dos primeros meses del año, el Ejército desactivó 97 cargas explosivas que aguardaban en la carretera el paso de la caravana.
"Ahora la guerrilla está apuntando a meter las granadas dentro de las cabinas", afirma Roberto Eliécer Rodríguez, un conductor de 49 años, que propone el acompañamiento de la Cruz Roja Internacional a las caravanas para acabar con la pesadilla.
Cada viaje es una lotería
Cualquiera de los 80 conductores pertenecientes a las dos empresas contratistas de la multinacional que realizan estos peligrosos viajes tiene para contar una historia sobre un asalto violento de la guerrilla. De hecho, muchos guardan en sus celulares fotos y videos cortos de los ataques.
El más curtido es Norbey Agudelo, de 53 años, quien ha sobrevivido a 12 emboscadas. Le sigue Wilfredo García, que ha sorteado nueve y que en una de ellas se vio obligado a manejar herido su camión a lo largo de cinco kilómetros para escapar de la muerte.
No corrió la misma suerte Luis Carlos Rodríguez, un joven de 22 años, que en el ataque del lunes murió como consecuencia de los tres impactos de fusil que recibió. Apenas llevaba tres meses como transportador de petróleo.
"Hace poco, el Ejército nos dio cascos y chalecos antibalas. Pero solo trajeron 30 juegos ¿Y el resto de compañeros qué?", protesta Édison Duque, también conductor. Aún así, los transportadores reconocen que gracias a los 30 hombres y a las tres tanquetas del escuadrón Meteoro del Ejército que los escoltan no han muerto más civiles.
La compañía petrolera es un blanco permanente de la guerrilla, no solo en la carretera. Hace 15 días, sus directivos amenazaron con abandonar la región, luego de que un artefacto explotara dentro del complejo petrolero de Capella. "En los últimos seis meses, bajamos la producción de 2.000 barriles diarios a 700. Y en el 2011 dejamos de trabajar un tercio del año", afirma el gerente de Emerald Energy para Colombia, Juan Manuel Cuéllar.
Pese al peligro, los conductores cruzan los dedos para que la compañía no se vaya, ya que el transporte de crudo es el oficio mejor pagado en la región (200.000 pesos por viaje). Por eso, la mayoría asegura que seguirá jugándose la vida, pese a que las Farc tensan cada vez más la cuerda. "El frente 13 acaba de sentenciarnos y dice que nos va a esperar en el Huila -comenta preocupado Norbey Agudelo-. Allí cubrimos otros 175 kilómetros, pero sin escolta".
Todo por el pago de la 'vacuna'
El ejército instalará en la región un batallón energético
La razón de los continuos ataques de las Farc contra Emerald Energy es la renuencia de la multinacional a pagar la 'vacuna' que le exige la guerrilla. Como retaliación, alias 'Joaquín Gómez', jefe del bloque sur, ha movilizado sus estructuras con el único fin de atacar las caravanas de camiones, según explica el brigadier general Fabricio Cabrera Ortiz, comandante de la Brigada 12 del Ejército y responsable de la seguridad en la región.
El alto mando militar anunció que, para contrarrestar esta ofensiva, el Ejército acaba de crear el Batallón Energético número 19, que comenzará a operar a mediados de año y que consta de cuatro compañías de soldados regulares y dos de soldados profesionales. "De momento, ya tenemos cuatro pelotones de tanquetas, con hombres del grupo Meteoro, que acompañan a la caravana constantemente, y presencia de soldados en la vía", concluye.

John Montaño
Enviado Especial de EL TIEMPO
Florencia (Caquetá).

Dos conductores de carrotanques transportadores de petróleo, murieron este lunes en la vía entre Paujil y El Doncello, en el departamento del Caquetá, luego que fuera atacado a tiros por guerrilleros de las Farc.
Según las autoridades, el hecho se presentó en el sitio conocido como Mina de Pavas, donde los guerrilleros bloquearon la carretera e intentaron atacar los camiones.
Sin embargo, los militares que se encontraban cerca del lugar reaccionaron y en el enfrentamiento murieron los conductores, que trabajaban para la empresa Transamazonia.
Los camioneros transportaban petróleo crudo que se extrae en el corregimiento Los Pozos, de San Vicente del Caguán y que es llevado hacia el Huila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.