miércoles, 29 de febrero de 2012

El fantasma de gasolina a $10.000 aviva el nerviosismo


Si se aplica la fórmula, el combustible debe subir este miércoles 130 pesos y les costaría $9.500 millones más a los hogares.

La fórmula depende del dólar, que en febrero ha bajado en promedio casi 4 por ciento con respecto al promedio de enero, pero, también, de la gasolina en el golfo de México (Estados Unidos), cuyo precio promedio ha subido 6,8 por ciento en febrero.

De esta manera, la gasolina podría subir 2,7 por ciento, pero la fórmula establece un tope de 1,5 por ciento, que son 132 pesos para el galón de gasolina corriente en Bogotá.

Ante el incremento inminente, Rafael Barrera Gallón, presidente (e.) de Fendipetróleo (gremio de estaciones de servicio), señaló que, al mantenerse la fórmula actual y sin cambios concretos a la vista en los impuestos, el precio del galón de gasolina corriente podría bordear los 10.000 pesos este año en Bogotá. Para que esto pase tendrían que continuar aumentos de 120 pesos cada mes durante el resto del año.

De acuerdo con Raddar, firma especializada en consumo, un aumento de 130 pesos les significaría a los hogares un gasto adicional de 9.500 millones de pesos durante el mes.

Los continuos incrementos han significado que –de representar el 2,57 por ciento del gasto de los hogares en el 2010– en el 2011 los combustibles ya representaran el 2,75 por ciento del gasto.

En el 2010, las familias gastaron en gasolina 8,8 billones de pesos, y en el 2011 esos pagos crecieron a 10,05 billones de pesos.

Según Barrera, mientras entre enero del 2011 y febrero de este año el crudo subió 12,4 por ciento, los del Acpm y la gasolina se han reajustado 16,1 por ciento y 8,8 por ciento, respectivamente.

Se estima que el Gobierno siga asumiendo parte de la turbulencia, pues en meses de menores alzas fueron inferiores al tope del 1,5 por ciento mensual que permite la nueva fórmula de cálculo.

Para febrero, el Gobierno podía subir 132 pesos el galón de corriente y el alza fue de 99 pesos.

Otra razón para no esperar reducciones radica en que el Gobierno tiene pendiente un reajuste del margen de comercialización a los distribuidores, como lo recomendó la firma chilena Itansuca.

CIERRES DE ESTACIONES

El 80 por ciento de las estaciones de servicio del país son pymes y empresas familiares y ya han sido cerradas algunas, entre ellas cinco de Cali y ocho de Valledupar.

Además, los distribuidores sospechan que a Bogotá ya llegó el contrabando, por la situación que se presenta en algunos lugares, donde venden los combustibles por debajo de los márgenes que ha fijado el Gobierno.

MÁS MARGEN DE GANANCIA

En junio del 2011, al margen de comercialización se le impuso un tope, cuando el Ministerio de Minas y Energía detectó casos de estaciones que cobraban hasta 500 pesos por encima del valor recomendado. Actualmente, el margen es de 578 pesos en Bogotá, tanto para la gasolina corriente como para el Acpm, situación que -según los distribuidores- hace inviable la continuidad de la mayoría de las 4.848 gasolineras que hay en el país. Según Fendipetróleo, por la imposición de los topes, las estaciones han despedido a cerca de 10.000 personas desde junio del 2011.

Tomado de: Portafolio.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.