lunes, 23 de mayo de 2011

El invierno arreció este fin de semana en Colombia


Hay más de 7.000 nuevos afectados en departamentos del interior del país.

Las intensas lluvias que golpean al país no paran de generar emergencias. Las situaciones más graves se vivían en Boyacá, Guaviare, Meta y Arauca. En el primero, el rebosamiento de la laguna de Fúquene dejó más de 3.200 damnificados en San Miguel de Sema, donde hay que evacuar por lo menos 62 millones de metros cúbicos de agua.

Guillermo Salinas Espitia, alcalde la localidad, sostuvo que lo más preocupante es que el problema continúa y podría producir inundaciones en unas 10.000 fanegadas.

Por otra parte, las crecientes de los ríos Guayabero y La Esperanza, en el Meta, y el río Guaviare, en el departamento del mismo nombre, dispararon la alerta roja en la región de la Orinoquia.

En San José del Guaviare, las predicciones que el alcalde Pedro Arenas hizo hace un mes se cumplieron: el río Guaviare subió nueve metros e inundó barrios y veredas, lo cual puso en situación de riesgo a 9.500 personas. Los registros preliminares indican que la creciente inundó cerca de 550 casas y arrasó miles de hectáreas de cultivos.

Javier Cárdenas, coordinador de la Defensa Civil en San José del Guaviare, informó que el barrio El Mosquito está totalmente inundado y que la creciente se originó en las veredas de Puerto Colombia, en límites con el Meta, y en Puerto Tolima, en Guaviare.

En La Macarena (Meta), el río Guayabero se desbordó e inundó 25 veredas. "Estamos en alerta roja; hay unos 2.000 damnificados; la situación es muy crítica en Tres Chorros, Carmen I y Carmen II y en Los Alpes", dijo Édinson René Escobar, alcalde (e.) del municipio.

En Puerto Esperanza, en El Castillo, los ríos La Esperanza y La Cal registraron nuevas crecientes.

Puerto Rondón, en Arauca, sufrió también el desbordamiento del río Casanare, que dejó más de 2.200 personas damnificadas.

Un aguacero de tres horas y el represamiento de la quebrada Membrillo Guaico, en Pasto, causado por basuras y desperdicios, ocasionó la inundación que afectó los barrios Cantarrana, Madrigal, Villa Olímpica, Santa Mónica y Santa Bárbara. Se vieron afectadas 277 personas.

Así mismo, en Santander, los organismos de socorro reportaron el hallazgo del cuerpo sin vida de Johan Sebastián Naranjo, de 16 años, que había sido arrastrado por el río de Oro, en Girón.

Dragado en el río Bogotá
La acción se realizará en cinco puntos críticos

Carlos Iván Márquez, director de Gestión de Riesgo del Gobierno Nacional, dijo que negocia la adquisición de cuatro dragas más para aumentar a ocho el número de máquinas que trabajarán desde esta semana en el dragado de cinco puntos estratégicos del río Bogotá, para remover 400.000 metros cúbicos de sedimentación. La llamada operación Diablo Rojo se hará en Puente Canoas (Soacha),Tunjuelo y Fucha, La Florida, Puente la Virgen (Chía) y la zona aledaña al aeropuerto Eldorado, lugares que se limpiarán para agilizar el paso de las aguas. Esta es la primera de las cuatro fases de la estrategia.

Tomado de : http://www.eltiempo.com/colombia/otraszonas/invierno-en-colombia_9424058-4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.