viernes, 20 de mayo de 2011

Bogotá, a cuatro días a ‘lomo’ de tractomula




Tras el colapso del puente Quebradaseca, que imposibilita el paso entre Bucaramanga y Bogotá por Pescadero, el transporte terrestre, de carga y pasajeros está viviendo su peor crisis.

La única opción para llegar a Bogotá vía terrestre es ‘bajar’ hasta Ibagué, un trayecto que toma para el caso de transporte de pasajeros 16 horas y para el transporte de carga casi cuatro días, contando que el conductor trabaje 10 horas diarias. Según las cuentas del ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, que ayer estuvo en Bucaramanga, este ‘calvario’ sólo tardará unos cuantos días.

El jefe de la cartera de transporte aseguró que un puente metálico viene en camino desde Bogotá para superar las limitaciones de conectividad terrestre que dejó la avalancha entre Curos y Pescadero. Cardona Gutiérrez agregó que ya se realizan trabajos para anclar la estructura y que se determinaron hacer otras obras en la base del puente que colapsó como bateas, para dar solución de tránsito lo más pronto posible.

“El puente ya viene en camino, aspiramos que esté en dos días acá. De esta forma podría darse paso entre 8 y 10 días”, aclaró el Ministro. Se tiene previsto que posteriormente se realicen los estudios para la construcción de un nuevo puente. “Habrá que tener en cuenta las nuevas características de la quebrada como velocidad del agua para que no sufra las mismas consecuencias”, expresó el director del Invías, Carlos Rosado Zúñiga.

Actualmente la vía permanece completamente cerrada desde Piedecuesta y sólo se permite el paso hacia la Mesa de los Santos. Adicional a la caída del puente Quebradaseca existen múltiples derrumbes desde el kilómetro 76 al 58.


Comisión investiga causas

El gobernador del departamento, Horacio Serpa Uribe, aseguró ayer que una comisión de expertos evalúa las causas que originaron la avalancha.

Por su parte la directora de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, Elvia Hercilia Páez Gómez, aseguró que la entidad alertó sobre las consecuencias del desbordamiento de las represas ubicadas sobre la Mesa de los Santos, propiedad de la Incubadora de Santander. La funcionaria agregó que se estudia la posibilidad de decretar la emergencia ambiental en esta zona.

Respecto al hecho, el Ministro de Transporte manifestó que “el tema es muy delicado ya que arriba están ubicadas unas avícolas. Según la Cdmb el colapso se había advertido desde marzo. Se van a hacer unas investigaciones a fondo para determinar si estos embalses tenían permisos de operación y si habían acogido las observaciones. Lo grave de estas situaciones es que no se tomen las medidas al respecto. Lo que sí es claro es que si no hubieran existido estos embalses, el problema no se hubiera presentado”, aseguró.

A su turno, el gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, dijo que “se tienen que definir responsabilidades ya que pudo ocurrir una gran tragedia y hay que saber por qué se presentó. El responsable tiene que hacer unas indemnizaciones, ya que claramente esto no ha debido ocurrir”.

Voceros de la Incubadora de Santander aseguraron que existen tres lagos artificiales en un lugar por donde no pasan quebradas y cuando hay verano están secos.

“A la fecha no hay demanda civil o penal lo que hay es un proceso civil o sancionatorio con auto del 10 de marzo, donde se tomaron unas medidas preventivas y nosotros las acatamos. Sobre estas medidas se informó del peligro que podría presentarse de continuar con los trabajos. Desde el 11 de abril se empezó a demoler la presa y la Cdmb sabía del peligro que esto representaba al hacerlo en invierno porque se le había notificado”, dijo a Vanguardia Liberal el abogado de la avícola.

Tomado de: http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/105231-bogota-a-cuatro-dias-a-lomo-de-tractomula

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.