viernes, 27 de mayo de 2011

Acabar con el retraso de 40 años en infraestructura


El atraso de la infraestructura en el país quedó al descubierto con los efectos del fenómeno de la Niña. Si bien Colombia no está incomunicada, el estado vial no es alentador y obliga a tomar decisiones radicales.

Sin contar los efectos de la actual emergencia vial por las fuertes lluvias, el atraso de la infraestructura y las vías colombianas ya sumaba los 40 años, según la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (COLFECAR).

Con el invierno del último año, la situación se tornó más crítica. Sólo en abril del 2011 el país tuvo emergencias viales en 401 puntos, que equivalen al 58 por ciento del total de eventos registrados en el 2010, según un informe de la Cámara Colombiana de la Infraestructura.

Aunque el país no se ha incomunicado, pese al fuerte invierno, hay casos de vías completamente quebradas, como la de Honda-Villeta y Bucaramanga-Barrancabermeja.

El presidente Juan Manuel Santos reconoce que este sector es de los que “más han sufrido” por el fuerte invierno. Si bien nadie se esperaba que las montañas se comenzaran a “derretir” por el exceso de agua y provocaran la emergencia vial, el país está pagando errores del pasado: “La falta de planificación de las obras y proyectos sin los estudios necesarios ni licencias ambientales” son algunos, según lo ha descrito el ministro de Transporte, Germán Cardona.

Infraestructura y carreteras ‘amigables’ con el medio ambiente es una solución que no es novedosa. En 1971 una misión holandesa elaboró un estudio que no solo le recomendaba a Colombia devolverle a los ríos los terrenos “robados” y construir obras sin intervenir el curso de las fuentes hídricas.

El documento, 40 años atrás, ya hablaba de los problemas al que podría verse enfrentado el país, por ejemplo, en el Canal del Dique y que ahora el país padece. El ministro Cardona prometió sacarlo del cuarto de San Alejo, actualizarlo y ponerlo en marcha.

Pero salir de este atraso requiere afrontar el alto grado de corrupción en el sector, por años protagonista de escándalos y desfalcos millonarios. Una de las propuestas que ya se escuchan es que el Estado pague por las obras cuando estén terminadas y no antes ni durante como ocurre en la actualidad.

Perderle el miedo a la construcción de túneles para disminuir los efectos de los deslizamientos es otra de las apuestas. Según el ministro de Transporte, aunque es costoso, a largo plazo resulta barato y el ejemplo está en España, un país que hace 30 años se caracterizó por su retraso en infraestructura y que ahora es modelo en materia tunelera.

Solo así, con una inversión billonaria, a conciencia y con fortalecimiento institucional, la infraestructura y las vías del país no solo estarán blindadas para los cambios climáticos extremos que se avecinan, sino para enfrentar los 11 tratados de libre comercio que están en curso.

El país no puede seguir en el penoso lugar que ostenta en materia de infraestructura: el puesto 101 entre 139 países, por debajo de Chile, Perú y México, según el ranking del Foro Económico Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.