martes, 29 de marzo de 2011

Radiografía de un atraso que frena a Colombia

El impacto de los costos logísticos en las ventas de empresas nacionales es el doble que en EE. UU.

Por culpa del enorme atraso de la infraestructura de Colombia frente a naciones como Chile o Perú, por no hablar de los colosos europeos y asiáticos, el país pierde cada año la oportunidad de que su economía crezca a niveles superiores al 4,3 por ciento, el porcentaje que avanzó en el 2010, según informó esta semana el Dane.

Los expertos no se atreven a apostar cuántos puntos del Producto Interno Bruto (PIB) se están dejando de obtener, pero, sin duda, el impacto es fuerte. Y de lo que hablamos es, sencillamente, de menos empleos, menos riqueza, menos progreso.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), "el rezago de Colombia es significativo" en el contexto de América Latina, que ya, de por si, es grande frente a otras regiones del mundo. Y es que solo el 20 por ciento de los 142.000 km de nuestras carreteras está pavimentado.

La Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) agrega que de la red nacional solo 1.000 km son de doble calzada, y que los expertos han prendido las alarmas porque en el 2014 el tráfico interurbano puede colapsar si el país no tiene 3.000 km de vías de este tipo.

El hecho de que un camión se tarde 20 horas en llegar de Buenaventura a Bogotá -si le va bien- es un tema grave, advierte el BID, porque el 80 por ciento de la carga que se mueve en el país circula por carreteras, y el no contar con unas vías modernas genera unos costos logísticos que representan hasta el 18 por ciento de las ventas de las empresas nacionales, mientras que ese porcentaje es del 14 por ciento en la Comunidad Andina y del 8 en EE. UU.

Vamos a un ritmo muy lento

Aunque la inversión privada en infraestructura pasó del 0,25 por ciento del PIB en el 2004 al 0,66 por ciento en el 2010; y la pública subió del 0,48 al 0,97 por ciento, su nivel sigue siendo extremadamente bajo. El BID estima que estos valores deben ser del 6 al 8 por ciento del PIB para poder responder al crecimiento del país.

El representante de ese organismo en Colombia, Javier León, subraya, además, que las inversiones siguen condicionadas a las vigencias futuras y a los ingresos operacionales del sector, lo que genera un ritmo "extremadamente lento" de ejecución en las obras.

El informe sobre competitividad global 2010-2011 del Foro Económico Mundial lo dice con claridad: si bien "Colombia muestra competitivas fortalezas en la calidad de su entorno macroeconómico, el tamaño de su mercado interno y el sofisticado nivel de sus empresas (...), se requiere más inversión para mejorar las redes de infraestructura y llevarlas a estándares de primera clase".

Los datos de este reporte son elocuentes: mientras que el país ocupa el puesto 68 en la tabla de competitividad global, que mide a 139 naciones, en calidad de carreteras cae al puesto 108, por debajo de Ecuador y Perú, puestos 83 y 92, respectivamente.

No en vano, los expertos señalan que es más barato traer un contenedor desde China hasta Buenaventura, que movilizarlo desde ese puerto hasta Bogotá.

El otro gran problema es la mínima inversión en otros medios de transporte de carga. La red férrea solo opera para la exportación de carbón en el norte del país y para el ingreso de granos desde Buenaventura hasta el Eje Cafetero. En el período 2006-2010, solo se activaron 288 kilómetros de red férrea por concesión, un poco más de la mitad de la meta establecida para el cuatrienio.

En materia fluvial, la navegación por el río Magdalena llega solo hasta Puerto Berrío y por esas aguas se mueve solo el 4,17 por ciento de la carga nacional.

Víctor Traverso, representante de la Corporación Andina de Fomento (CAF), dice que aunque la geografía plantea un reto en un país donde el grueso de la producción industrial y agrícola está lejos de los puertos, tras la mejora en los niveles de seguridad ya no hay excusa para "seguir dilatando inversiones urgentes".

Y el Gobierno va a actuar. Planeación Nacional informó que, según un estudio hecho por el Banco Mundial en el 2004, las necesidades de inversión en infraestructura para mejorar la productividad y la competitividad de la economía deben ser del 3,2 por ciento del PIB cada año. Y el Plan Nacional de Desarrollo 2011-2014 prevé una inversión anual del 3,7 por ciento del PIB . "El Gobierno quiere impulsar la economía a través de inversión en infraestructura", dijo una fuente de Planeación.

Un análisis del Banco Mundial calcula que un incremento del 1% en los kilómetros pavimentados representaría un aumento de medio punto en el PIB. Y que una reducción de 1% en los costos logísticos del transporte permitiría un potencial de crecimiento de 0,5% en las exportaciones totales.

En síntesis, hay mucho por hacer. Informe especial.

El país se raja en casi todo

En el índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial 2010-2011, Colombia figura en el puesto 68 (entre 139 países), con una calificación de 4,14 sobre siete. Pero Camila Rodríguez, especialista del Banco Mundial, subraya cómo en el índice de calidad general de infraestructura, el país cae al puesto 79, con una nota de 3,59. La cosa empeora en carreteras: puesto 108 y una calificación de 2,9. En trenes el tema es casi dramático: puesto 102 -de 116 países medidos en este ítem- y un puntaje de 1,5. En puertos la cosa mejora algo: 3,5, puesto 105 a nivel mundial.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/colombia/otraszonas/atraso-en-obras-frena-a-colombia_9077880-4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.