viernes, 18 de marzo de 2011

El ACPM continúa escaso

Históricamente, Norte de Santander requiere cada mes 12,5 millones de galones de combustible para atender el parque automotor, precisó el secretario de Minas Rafael David Reyes dio a conocer la estadística de la Secretaría de Hacienda en momentos que escasea el ACPM tanto en las estaciones de servicio como en los puestos callejeros.

En las bombas el combustible nacional que reciben se agota en cuestión de horas, porque no alcanza para cubrir los requerimientos de los camiones y busetas.

Los pimpineros que reciben el diesel de contrabando introducido ilegalmente desde Venezuela tienen las canecas y envases desocupados, porque permanece cortado el suministro.

El Ministerio de Minas y Energía le tiene asignado un cupo de 3,5 millones de galones al mes, en el que se incluyen gasolina y diesel para ser vendido en las bombas.

Al restringirse drásticamente en Venezuela la salida del hidrocarburo de contrabando que llega a los pimpineros, saltó el problema en el abastecimiento.

Un alivio temporal apareció ayer. El Gobierno autorizó el despacho del líquido para las gasolineras de la provincia de Ocaña desde la planta de Ayacucho, en el Cesar.

Así lo confirmó María Eugenia Martínez, directora ejecutiva de la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles (Fendipetróleo).

Pero, los ocañeros están pidiendo que más bien se active el complejo de Agua Linda, en Los Patios, porque en la otra les sale $350 más caro el galón y también registra inconvenientes para el suministro.

La determinación oficial no corresponde a un incremento en el volumen de derivados del petróleo, porque figura dentro de los despachos autorizados desde octubre del año pasado por la Unidad de Planeación Minero Energética.

La baja cantidad obedece a que la UPME revisa cuántas fueron las compras y qué sobretasa se recaudó. Dichos criterios son utilizados en la determinación de las cantidades de combustible nacional.

¿Esto soluciona lo que está ocurriendo? “Esperemos entre viernes y sábado para ver cómo se presenta el cargue allá”, notificó la dirigente gremial.

Aprovechó para comentar que la administración nacional tiene que ser consciente que al cerrarse definitivamente el paso del combustible ilegal, está obligada a despachar a la frontera la totalidad de la cantidad que se necesite para surtir a los vehículos que circulan en Norte de Santander.

Paralelo a la escasez, se teme una escalada alcista como consecuencia del anuncio gubernamental de desmontar el subsidio a la gasolina y el ACPM a partir del mes entrante.

El gobernador William Villamizar Laguado inició la gestión en Bogotá para que ese beneficio se mantenga y permita competir con el producto ilegal.

A Leonardo Méndez, en representación del transporte de carga por carretera, le llamó la atención lo que está ocurriendo, razón por la cual hizo un comparativo de precios.

En las estaciones de servicio de Cúcuta el galón de ACPM vale $4.136 y en las de Bucaramanga $6.948, es decir, hay una diferencia de $2.812.

Entre los pimpineros, antes se recibía para venderlo a $3.000 ó $3.200 el galón. Ahora, el poco que cruza el río Táchira lo reciben venderlo a $4.000, según algunos expendedores informales.

“No sabemos qué es lo que pasa, si es que el cupo no llega a tiempo o no sé qué pasará”, reiteró el vocero de Colfecar.

La preocupación ronda a los empresarios del sector, porque la sequía en los tanques los acosa en instantes que se nota una reacción en el transporte de carga, sobretodo en chatarra y cerámica.

‘Puro cuento’


Dentro de ese panorama, la alternativa para algunos es la importación de la gasolina y ACPM venezolanos.

“Yo llamo a eso el cuento de Caperucita Roja”, dijo el secretario de Minas, Rafael David Reyes.

Trajo el recuerdo de estar hablando sobre este asunto desde octubre del año pasado. “Que ya el presidente (Hugo) Chávez dio el guiño, que ya el canciller (Nicolás) Maduro dijo que sí. Que dijo que en octubre, que en noviembre y que en diciembre”, dijo a manera de relación del dilatado trámite para reactivar el convenio con el vecino país.

Hizo referencia al impacto positivo que los despachos de PDVSA originarían en aspectos como la disminución del contrabando, un mejor precio, la reconversión laboral y el aumento del consumo de combustible legal.

“¿De quién depende eso? Ustedes saben de quien depende. Ni del gobernador, ni del estamento departamental, ni mucho menos del gobierno nacional, sino el vecino país que tenga la voluntad de suministrar la gasolina y ACPM a esta zona de frontera”, detalló Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.