miércoles, 9 de febrero de 2011

Paro de camioneros: modernización pero con inclusión social

Carlos Alberto Baena López


Hace dos semanas le señalamos al Gobierno Nacional la necesidad de evitar el paro camionero. Esa invitación partió de reconocer que la modernización del transporte de carga en Colombia es indispensable, pero también es preciso que se realice con inclusión social.
Hacer competitiva la movilización de bienes por las carreteras, es la principal razón del Ministerio del ramo para insistir en la adopción del nuevo mecanismo de fijación de fletes. El sistema previsto promete mejorar el flujo de importaciones y exportaciones y contribuir a la disminución de los precios del traslado de productos. Sin embargo, las Bases del Plan Nacional de Desarrollo tienen la preferencia de generar empleo y reducir pobreza, por lo cual ninguna medida podría ir en contravía de esos propósitos.

Aunque se espera que el transporte de carga mejore con precios surgidos del mercado, las prioridades derivadas de la emergencia invernal requieren que esa decisión se asuma en otro momento. Adicionalmente, el cambio del sistema de remuneración a los camioneros exige un enfoque social, porque la propiedad de los vehículos de carga en Colombia es dispersa.

La mayor parte de los dueños lo son de sólo un automotor, y cuando se habla de empresas, éstas poseen normalmente menos de tres camiones. De allí que la admisión de disposiciones equivocadas o de forma inoportuna, afecte a un importante número de colombianos. La misma preocupación por mantener la democratización de la propiedad de los vehículos y de los ingresos derivados de la actividad transportadora, se ha detectado en los casos de Transmilenio en Bogotá y de los sistemas estratégicos e integrados de transporte público en las distintas ciudades.

La desconcentración en la propiedad de los vehículos, aunada a que el Sector se vio afectado por la situación invernal, a que en él se genera un número importante de empleos, y a que su comportamiento tiene efectos sobre temas esenciales para el País como el precio de los alimentos, justifica la participación de los actuales camioneros.

El talante conciliador del Gobierno, ha garantizado resultados sociales y económicos en otros casos, por lo que no puede estar ausente ante la ciudadanía que hace parte del transporte de carga. El sector camionero y especialmente el Estado, pueden aprovechar esta ocasión para dar una lección de concertación orientada a la modernización con inclusión social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.