martes, 28 de diciembre de 2010

Decreto aumento peajes para el próximo año

Para ampliar la información haz clic sobre cada fotografía.








Combustibles seguirán al alza en primer trimestre de 2011



Entre enero y marzo del próximo año se requerirá realizar importaciones de 8.000 barriles diarios de gasolina.

El acelerado desahorro del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, el aumento de la cotización internacional del petróleo y las necesidades de importación llevarán al Gobierno a seguir elevando el precio doméstico de la gasolina y el Acpm en los tres primeros meses del próximo año.

Un informe del Ministerio de Minas y Energía admite que para el mes de diciembre y primer trimestre de 2011 “se importará gasolina, del orden de 8.000 barriles por día, por crecimiento de la demanda, suspensión de las mezclas de alcohol y menor oferta por la obligatoriedad de cumplir con 3.000 ppm (partículas por minuto) de azufre a partir de enero”.

Dice el estudio que la gasolina debe remunerarse a paridad importación. Este panorama se agrava por los efectos de la ola invernal sobre los cultivos de caña de azúcar para la producción de etanol, que permitía suavizar el combustible y beneficiar a los combustibles.

Sostiene el ministerio de Minas y Energía que en el caso del diesel (Acpm), se reconoce la paridad exportación a producción nacional, según su calidad y paridad importación a la fracción que se importa.

“La demanda de Acpm se cubre con 32.000 barriles por día de diesel de ultra bajo azufre (ULSD - 50 ppm) que se importan”, idncia el informe.

El consumo nacional se abastece con los 55 barriles de ULSD que se producen en el país, más unos 8.000 barriles de diesel de bajo azufre (LSD – 500 ppm) también de producción nacional, al igual que alrededor de 12.000 barriles por día de diesel de alto azufre (HSD – 4500 ppm) producido en las refinerías locales.

El Gobierno reconoce que a pesar de los incrementos en los precios de los combustibles decretados en diciembre de este año, que fueron de entre 157 y 263 pesos por galón y los del Acpm de 211 pesos por galón, “la cifra que se ahorra en el FEPC por efecto del precio de la gasolina es inferior a la que se desahorra por efecto del diesel, efecto que se incrementa si se tiene en cuenta que el volumen de diesel que se consume es 1,57 veces superior al de la gasolina”.

Advierte el Gobierno que el incremento en los precios de la gasolina y el Acpm hace necesario que para que no se vea afectada la sostenibilidad del Fondo de Estabilización de Precios a los Combustibles, (FEPC).

Precisa el estudio del Ministerio de Minas y Energía que ha sido necesaria la desacumulación de recursos del FEPC por 818 mil millones de pesos entre mayo de 2009 y septiembre de este año.

Destaca que al 30 de septiembre el Fondo tiene un valor a favor únicamente de 3.600 millones de pesos, que por el aumento de los precios internacionales en octubre y noviembre.

El déficit que registra el Fondo obliga al Gobierno a elevar la cotización de los combustibles en los primeros tres meses de 2011, para tratar de corregir ese faltante y fortalecer las finanzas del Fondo.

Advierte el informe del Ministerio de Minas y Energía que si continúan los precios altos de los combustibles en el mercado internacional, actualmente la cotización se encuentra bordeando los 90 dólares por barril, “no solo se expondría al FEPC a su extinción”, sino que además para mantener el subsidio a los combustibles se requeriría utilizar recursos del Presupuesto General de la Nación, “en detrimento de los recursos de inversión para las locomotoras y alcanzar la prosperidad en los próximos años”.

Por ello reitera que “no hay espacio en el PGN (Presupuesto General de la Nación) para mantener una política de otorgamiento de estos
subsidios, considerando las condiciones actuales de debilitamiento de los ingresos fiscales y como tal lo refleja el presupuesto del año 2011”.

Horarios de restriccion en fin de año

FECHAS Y HORAS DE RESTRICCIÓN


VIERMES 24-DIC-2010 08:00 A 22:00 HORAS
DOMINGO 26-DIC-2010 10:00 A 23:00 HORAS
JUEVES 30-DIC-2010 06:00 A 22:00 HORAS
VIERNES 31-DIC-2010 08:00 A 22:00 HORAS
DOMINGO 02-ENE-2011 09:00 A 23:00 HORAS
VIERNES 07-ENE-2011 15:00 A 22:00 HORAS
SABADO 08-ENE-2011 06:00 A 21:00 HORAS
DOMINGO 09-ENE-2011 12:00 A 21:00 HORAS
LUNES 10-ENE-2011 08:00 A 23:00 HORAS

viernes, 17 de diciembre de 2010

NO SE TIENEN QUE CAMBIAR MASIVAMENTE LAS LICENCIAS DE CONDUCCIÓN

Bogotá, 10 de diciembre de 2010. – Con el propósito de aclarar la información que se está propagando a través de algunos medios electrónicos y redes sociales por internet, acerca de la obligatoriedad de cambiar las licencias de conducción, el Ministerio de Transporte, en calidad de máxima autoridad en materia de tránsito, se permite hacer las siguientes aclaraciones a la ciudadanía:

En lo que respecta a la vigencia de las licencias de conducción, se informa que se mantiene la disposición de considerar como indefinidas las licencias de servicio particular de categorías A1, A2, A3, B1, B2 y B3, hasta tanto se adopte la Ficha Técnica del formato de la nueva licencia de conducción, y se determinen las condiciones para el cambio general de dichas licencias. En cuanto a las licencias C1, C2 y C3, correspondientes a los conductores de
servicio público, éstas continúan refrendándose cada tres años para lo cual los conductores deberán cumplir con los requisitos establecidos.

Por lo anterior, las autoridades de tránsito no podrán sancionar a ningún conductor de servicio particular por conservar su licencia de conducción en los formatos oficiales que se han venido utilizando, y que quedaron establecidos en forma indefinida a partir del 11 de noviembre de 1995 por el Decreto 2150 del mismo año.

Finalmente, el Ministerio de Transporte les recuerda a los ciudadanos que la información oficial de su licencia es la que se encuentra en la página
www.runt.com.co.



José Fernando Cano Ceballos
Dirección Territorial Antioquia
Telefax: 094- 260 00 17 -260 00 97 Ext. 313
Telefono: 091 -587 0400 Ext 40-009
jcano@mintransporte.gov.co

jueves, 16 de diciembre de 2010

Situación es crítica en la vía a Matanza


Después del derrumbe que se presentó a la altura del kilómetro 8 de la vía que comunica a Bucaramanga con Matanza, el panorama sigue siendo crítico. Pese a que aún no se calcula la cantidad de metros cúbicos que cayeron sobre la vía, los trabajos podrían extenderse durante más de una semana.

“Cayeron rocas de gran tamaño en el sector y hemos trabajo de la mano del Ejército que se encuentra haciendo explosiones controladas para desintegrarlas, pero estos trabajos por lo menos durarán cuatro días más”, aseguró el secretario de Infraestructura y Transporte Departamental, Édgar Augusto Pedraza.

De acuerdo con las autoridades viales, sobre este punto se habían estado controlando pequeños derrumbes, sin embargo, éste ha sido el más crítico en lo que va corrido de la ola invernal, por lo que la vía permanece nuevamente con cierre total.

La situación ha dejado hasta el momento a la provincia Soto Norte incomunicada. Sobre este sector ya se venía trabajando en obras de estabilización de banca y muros de contención ya que en El Palmar el mes pasado cayó cerca de kilómetro y medio de banca. El derrumbe dejó incomunicados también a los municipios de Suratá y California.

Mientras se continúa evaluando los perjuicios de la ola invernal, el Gobierno Departamental confía en que una vez se ‘destraben’ los recursos de ayuda internacional, una buena parte sean destinados al departamento.

La Alcaldía de Matanza propuso al departamento que se habilite la vía Rionegro- Pajuil - Matanza, donde actualmente sólo pueden circular vehículos de doble tracción. Por otra parte, la vía entre California y Vetas también presenta varios derrumbes por lo que se ha dificultado el paso hacia la provincia.


Habrá puente

Por su parte el ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, anunció que a más tardar el próximo 20 de diciembre se habilitará nuevamente el paso sobre Cuatro Bocas, ya que actualmente están avanzando las obras para la instalación de un puente metálico.

La estructura tendrá 50 metros de luz y permitirá el paso entre Bosconia y San Roque y será provisional mientras que el próximo año se arranca la construcción del puente definitivo.

El puente facilita todo el transporte de carga desde el interior del país hacia la Costa, por lo que el tráfico pesado que ha salido de Bucaramanga se ha tenido que desviar por la vía Medellín-Cartagena. La situación ha ocasionado que se tripliquen los fletes para el transporte.

Estado de las vías 16 de diciembre




Si quiere conocer más información sobre el estado de las vías en el país, escríbanos un correo a atccomunicaciones2.0@atc.com.co

martes, 14 de diciembre de 2010

Derrumbes restringen paso entre Táchira y Colombia

Las precipitaciones afectaron sistemas hídricos y ocasionaron deslizamientos que provocaron daños en las vías que son utilizadas por el transporte de carga pesada, por tanto, no hay paso de vehículos en las dos carreteras que comunican al Táchira con Colombia.

Vías frenan competitividad en Colombia




Por: Isis Beleño, Unimedios

Sobrecostos y atrasos en obras civiles, vías en mal estado, cuellos de botella, derrumbes y cierres de paso a causa del invierno caracterizan la incompetente infraestructura vial colombiana. Pese a que el 80% de la carga se transporta por carretera, tan solo el 49% de la red vial se encuentra en buen estado y apenas hay 892 kilómetros de dobles calzadas. La precaria situación de ferrovías, puertos y aeropuertos también le abona al atraso del país. ¿Cuándo se pondrá al día?
Colombia se mueve a través de las carreteras. El 80% de la carga se transporta por los 131 mil km que constituyen la red vial, pero las mercancías que salen y entran del territorio nacional, en su mayoría, recorren una accidentada geografía para llegar finalmente a los centros de consumo.



El Ministerio de Transporte señala que el año pasado se movilizaron por carretera 241 mil millones de toneladas de mercancías, de las cuales el 49,5% correspondió a carga de comercio exterior, mientras otros modos como el transporte fluvial solo alcanzaron 2 millones de toneladas. Estas cifras evidencian cómo la infraestructura es uno de los aspectos clave en el crecimiento económico y también uno de los puntos críticos en materia de competitividad.

El presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Daniel Flórez Pérez, afirma que el país presenta un rezago de 30 años en materia de infraestructura y advierte que para superar este atraso es necesario invertir por lo menos el 2% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional en su modernización. “Históricamente hemos venido comprobando que en los planes de desarrollo la inversión en infraestructura ha sido apenas del 0,6% del PIB y esto es insuficiente si queremos progresar”, aseguró.
Las evaluaciones internacionales sobre competitividad ubican a Colombia en posiciones poco privilegiadas. En materia de infraestructura, el Reporte Global de Competitividad del Foro Económico Mundial la sitúa en el puesto 83 entre 133 naciones del mundo. Pese a que en el 2010 reportó una mejoría en mediciones como el Índice de Desempeño Logístico con el salto de diez posiciones (del puesto 82 pasó al 72 entre 155 países), aún está por debajo de México, Brasil y Argentina. El lunar continúa siendo la infraestructura y los costos de transporte.

De los 16.786 km que constituyen la red primaria a cargo de la Nación, 11.503 km son de competencia del Instituto Nacional de Vías (Invías). De esa cifra, apenas el 49% se encuentra en buen estado. A las malas condiciones de las vías se suma la insuficiente superficie de rodadura. Según el cuarto informe del Consejo Privado de Competitividad, tan solo 802 km2 de dobles calzadas conectan al país con los cuatro puertos de mayor tráfico internacional: Buenaventura, Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

“No tenemos carreteras, no hay una infraestructura adecuada. La Nación es poco competitiva y eso explica la realidad de su encierro en sí misma”, afirma Daniel Sórzano, director ejecutivo de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar).

Debido a las características geográficas, el sistema de carreteras se ha consolidado parcialmente en el eje norte−sur a través de vías troncales que bordean los ríos y cordilleras, pero en sentido este−oeste no hay suficiente articulación vial. El director del Invías, Carlos Rosado, señala que los planes de inversión de la entidad están orientados a fortalecer las carreteras transversales y para ello se cuenta con cerca de 19 proyectos que están incluidos en el plan de inversiones del próximo año. “Para el 2011 tenemos un presupuesto de 2 billones de pesos, esperamos terminar los proyectos ya iniciados en el gobierno anterior y fortalecer el tema de las vías terciarias”.

Las causas
Colombia ha privilegiado el transporte carretero sobre otros modos, pero esta condición no ha servido para una conexión eficientemente. ¿Cuáles son las razones?

Una de las respuestas podría estar en la intrincada geografía. El profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Néstor Sáenz explica que el sistema montañoso colombiano dificulta la construcción de vías y su mantenimiento, así como el desarrollo de una red ferroviaria a lo largo y ancho del territorio. “Nuestras costas están lejos de los centros de producción y consumo”, afirma. Sin embargo, esta explicación no es concluyente. El experto en transporte y movilidad añade que la falta de estudios de riesgo y vulnerabilidad ha ocasionado, en gran parte, el fracaso de los grandes proyectos viales. “No somos buenos gestores a la hora de desarrollar las obras”, señala.

Por otra parte, el ingeniero Flórez subraya que los recursos públicos son insuficientes para desarrollar las obras que se requieren. De acuerdo con lo plasmado en el documento Visión Colombia 2019, del Departamento Nacional de Planeación (DNP), para finalizar exitosamente todos los planes en materia de infraestructura vial hacen falta por lo menos 51 billones de pesos.
“Se necesita el capital privado y esto solo se consigue si hay confianza, y la confianza se gana con una buena ingeniería. Se requieren estudios previos, establecer riesgos porque de lo contrario sucede lo que hemos estado viendo, los proyectos se vuelven onerosos y no se concluyen”, asegura.

Corredores logísticos
Édgar Higuera, director ejecutivo de la Cámara de Servicios Logísticos de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), afirma que para que el país pueda asumir los retos que traen consigo las firmas de tratados de libre comercio, debe apuntar más allá de la construcción de dobles calzadas y pensar en corredores de infraestructura logísticos que integren vías, acceso a puertos, terminales marítimos, aeropuertos y pasos de frontera. “Para competir no solo es necesario que tengamos las carreteras principales en buen estado. Es preciso que los pasos viales de las pequeñas ciudades también lo estén y los accesos a las terminales marítimas presenten buenas condiciones, así como los canales de acceso a los puertos”.

Higuera advierte que la tendencia mundial es apuntar a la integración de los diferentes modos de transporte, lo que se traduce en la optimización del servicio ymenores costos.

La Encuesta Nacional de Logística del Departamento Nacional de Planeación del 2008 muestra que el 37% de los costos logísticos en Colombia está concentrado en el transporte interno y el 33% en el internacional. Estos factores hacen que la logística represente hasta el 20% del valor del producto final, lo que resta competitividad en los mercados internacionales.

Amenazas de la infraestructura marítima
Si de mejorar en infraestructura se trata para apoyar el crecimiento del país y el comercio internacional, los puertos, el río Magdalena y el desarrollo ferroviario son temas estratégicos.

El servicio marítimo en Colombia está concesionado a cinco Sociedades Portuarias Regionales en Santa Marta, Barranquilla, Cartagena, Buenaventura y Tumaco. A través de estos puertos se maneja la mayor parte del comercio internacional, exceptuando los hidrocarburos y el carbón. El de Buenaventura es clave en materia de competitividad, pues maneja alrededor del 46% del comercio exterior. Su capacidad de embarque ya excedió el 65% y se estima que el crecimiento del tráfico de contenedores aumenta anualmente a un ritmo del 14%, es decir, pronto los servicios de carga sobrepasarán la capacidad instalada.

Los puertos colombianos tienen como principal limitante el estado de los canales de acceso, los cuales presentan restricciones de calado, que en promedio oscila entre 10 y 12 metros, cuando los requerimientos de las nuevas embarcaciones van hasta 16 metros.

La construcción de dos esclusas adicionales en el Canal de Panamá para el tránsito de embarcaciones Pospanamax, más grandes y con mayor profundidad, constituye un reto para el país que debe acondicionar sus terminales marítimas para recibir barcos de mayor envergadura y realizar grandes inversiones en dragados.

Gabriel Corrales, gerente del nuevo terminal marítimo TCBUEN en Buenaventura, advierte que una de las principales amenazas de la operación es precisamente el dragado. Y no es para menos, en el canal de acceso al puerto de Barranquilla son comunes las imágenes de embarcaciones encalladas. El evento más reciente ocurrió el pasado 17 de octubre, cuando el barco UBC Tilbury, con una capacidad de tres mil toneladas, quedó atrapado durante once días en el canal de acceso.

“Los puertos son parte de una cadena productiva y es necesario que se hagan las inversiones en este tema. Debemos competir, atraer a los exportadores e importadores, pues nuestros vecinos ya lo están haciendo”, agrega
Corrales.

La importancia de este sector se evidencia en el volumen de carga. El año pasado el flujo de exportaciones e importaciones por vía marítima registraron 111.861.759 toneladas, es decir, el 96% del total de carga de comercio exterior, como lo señalan las estadísticas de Mintransporte.

Ferrovías, aún más obsoletas
Por el lado del transporte ferroviario, la situación es más precaria. De los 3.500 km que componen la red, por lo menos 1.300 se encuentran inactivos ya sea por deterioro o inviabilidad económica.

“No es posible que Colombia haya acabado con los ferrocarriles, y los pocos tramos que se encuentran habilitados estén en manos de particulares”, cuestiona el ingeniero Flórez.

Édgar Higuera, director ejecutivo de la Cámara de Servicios Logísticos de la ANDI, explica que la tendencia en el mundo es impulsar el transporte multimodal, de esta manera se optimizan los servicios logísticos al sacarle provecho a las características particulares de cada modo de transporte. “La carga tiene una vocación. Por ejemplo, las materias primas de bajo costo unitario y carga pesada pueden ser transportadas por río; los productos perecederos y de alto costo, por modo aéreo. Uno de los retos más grandes es integrar los modos”.

En este sentido, el director del Invías agrega que las políticas en materia de infraestructura también deben volcarse hacia el río Magdalena. “Cuando recuperemos la navegabilidad, este país será diferente”.

Solo hasta la década de 1990 Colombia inició el proceso de apertura económica; mientras tanto, durante gran parte del siglo XX se acumuló un atraso en la malla vial, puertos y aeropuertos, pues las exigencias se reducían al comercio doméstico.

“Los tratados de libre comercio nos pusieron a pensar, nos obligaron a mirar más allá de las fronteras y colocaron el tema de la infraestructura en la agenda”, destaca Sórzano.

La carrera hacia la conquista de los mercados internacionales es dinámica, cambiante y apretada. En contraste, los procesos de modernización son lentos, tediosos y traumáticos. ¿Se pondrá al día Colombia?

http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/vias-frenan-competitividad-en-colombia/

lunes, 13 de diciembre de 2010

¿Cuánto nos cuesta el invierno?


Dinero trató de cuantificar las pérdidas económicas del fuerte invierno que azota al país. Los resultados: más de 5 billones de pesos en los últimos 60 días.

El desbordamiento del río Sinú, que desde finales de agosto se presenta en Córdoba a causa de las fuertes lluvias, ocasionó que Miguel Martínez tenga 42 de sus 250 hectáreas de algodón totalmente bajo el agua. A esto se suma que 80 de ellas las ha sembrado una y otra vez porque las semillas se pudren, y la recolección de lo que le queda no pueda hacerla a pie sino en canoa.

Desde hace cuatro años el país presenta variaciones climáticas extremas por cuenta de los fenómenos del Niño y de la Niña. La actual ola invernal es la peor de los últimos 40 años, con un gran impacto: ya son cerca de 1,4 millones los damnificados, más de 233.000 las viviendas averiadas y 451 vías afectadas, según la Dirección de Gestión de Riesgo del Ministerio del Interior y Justicia.

De hecho, al cierre de esta edición, el gobierno estudiaba la posibilidad de decretar el estado de conmoción interior para atender, con más impuestos, la emergencia. Así surgieron en el pasado impuestos como el 4x1000 y el del patrimonio que, inicialmente, eran temporales y se convirtieron en permanentes.

La tragedia es de tal tamaño que los principales grupos económicos han ofrecido enormes donaciones. Por ejemplo, Luis Carlos Sarmiento Angulo aportó US$8 millones, Julio Mario Santo Domingo entregó recursos por US$5 millones y el Grupo Bolívar dio US$1 millón.

Según la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), unas 200.000 hectáreas para cultivos perdidas y afectadas, y un millón más para ganadería de leche y carne, de acuerdo con Fedegán. Por cuenta de los cerramientos en las vías, el cálculo de Colfecar indica que mientras el transporte de carga debería tardarse 2,9 horas en promedio, actualmente son diez horas más, situación que ha llevado al aumento en precios de algunos alimentos. Sin embargo, por lo pronto, los gremios coinciden en que no ha habido desabastecimiento, pues en el caso de cultivos las áreas afectadas solo representan 4% del total.

De acuerdo con cálculos de Dinero, el drama invernal le ha costado inicialmente al país alrededor de $5 billones, cuyos principales rubros son: $881.000 millones que reporta la SAC en pérdidas agrícolas; $500.000 millones que advierten expertos en las afectaciones al sector ganadero -aunque Fedegán las estima en cerca de $1 billón-; $768.000 millones por cuenta de los sobrecostos que, según Colfecar, ha tenido que enfrentar la carga desde finales de agosto de este año; y $2 billones que, de acuerdo con la Dirección de Gestión de Riesgo, deben invertirse en la recuperación de viviendas afectadas, vías y puentes destruidos, así como la rehabilitación de la producción en el campo.

El gobierno colombiano, a la fecha, ha desembolsado cerca de $600.000 millones para atender la emergencia invernal, cifra que está muy por debajo, no solo del estimado inicial de $5 billones, sino de las grandes inversiones que tendrá que realizar pronto, si quiere dejar de "darle Desenfriolito a la gran fiebre que tiene", señala Mauricio Reina, investigador asociado de Fedesarrollo.

Como dice él, llegó la hora de "dejar de sorprendernos cada vez que llega una variación climática y comenzar ya a actuar en soluciones de largo plazo en lugar de pasar el sombrero cada vez que el agua nos llegue al cuello". Más aún, dice el director del Ideam, Ricardo Lozano, si se tiene en cuenta que el cambio climático es una realidad y que a este se le atribuye el aumento en periodicidad y magnitud de los fenómenos del Niño y de la Niña.

El invierno en Colombia está haciendo estragos en todos los sectores. El pasado 25 de noviembre, tras el desbordamiento del río Arroyohondo, inventarios, maquinaria y equipos de más de 40 empresas de la zona industrial de Yumbo quedaron totalmente sumergidos en el agua. Al día siguiente, Avianca tuvo que cancelar 39 vuelos desde y hacia el aeropuerto El Dorado de Bogotá, afectando a cerca de 4.000 pasajeros. Una semana más tarde, el aeropuerto José María Córdoba de Rionegro permaneció cerrado por cuatro horas a causa de un problema con la iluminación de la pista. En la mina de carbón a cielo abierto más grande del mundo, El Cerrejón, la operación se ha visto gravemente afectada, con lo cual, si sigue lloviendo así, el colchón de inventarios que tienen podría agotarse. "Hemos visto lluvia como nunca. El 29 de noviembre, por ejemplo, no se pudo operar en todo el día, pues tuvimos 23 horas y media de lluvia seguida", indica León Teicher, presidente del Cerrejón.

El panorama

El desbordamiento del río Sinú no es el primero que ocurre y tampoco será el último, como no lo serán las constantes inundaciones que sufren regiones como La Mojana, en el sur de Bolívar, entre muchas otras zonas afectadas recurrentemente por el impacto del invierno. Es así como el gobierno tiene ahora dos tareas fundamentales en el mediano y largo plazo que a la fecha no están cuantificadas. Por un lado, la mitigación del problema de manera permanente y, por otro, las acciones en torno al cambio climático.

Al respecto, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, dice que "habrá que diferenciar claramente dos momentos: el de la atención a la emergencia, que es el que se está viviendo hoy, y el de la mitigación. ¿Qué se va a hacer con las regiones de La Mojana (Bolívar), La Virginia (Risaralda) y Obando (Valle)?, por ejemplo?" Ante este escenario, está claro que poblaciones enteras deben ser reubicadas, lo que conlleva, según el director del Ideam, a que se piense en un reordenamiento del territorio.

También está claro que se requiere de manera urgente la construcción de diques, el dragado de los ríos y el mejoramiento de vías. En este último caso, Juan Carlos Rodríguez, vicepresidente ejecutivo de Colfecar, llama la atención diciendo que más de la mitad de las vías están entre regular y mal estado y todavía falta 25% por pavimentar.

Una de las mayores lecciones que dejan los recientes fenómenos climáticos es la falta de preparación del país para atender situaciones extremas. "El manejo de agua y tierra es fundamental, pues es increíble que en Colombia llueve dos días y nos inundamos y deja de llover otros dos y nos quedamos sin agua", dice Rafael Mejía, presidente de la SAC.

Otros coinciden con la falta de planeación y de alistamiento del país para enfrentar estas situaciones. "Estamos ante una muerte anunciada. Siempre se ha sabido que las obras de los diques no fueron hechas adecuadamente porque no tienen las proporciones requeridas y no se están dragando los ríos. También es de común conocimiento que la minería aumenta los niveles de sedimentación de los ríos y que no se están tomando medidas oportunas", indica Rafael Hernández, presidente de Fedearroz.

Muchos piensan que los seguros climáticos son una solución para mitigar los riesgos, pero lo cierto es, dice el director de la Cámara Técnica de Incendio y Terremoto de Fasecolda, Carlos Varela, que las poblaciones ubicadas a la orilla de los ríos son de muy bajos ingresos y esa situación no les permite acceder a un seguro, el cual, agrega, en este caso sería muy costoso, dada la alta probabilidad de ocurrencia del evento, pues como se sabe, los seguros funcionan contra eventos súbitos o accidentales y no contra eventos certeros. "Todos los años llueve y hay inundaciones y son las mismas personas y las mismas localidades las damnificadas. Así que esto es un problema que va más allá de los seguros", señala Varela. En este sentido, agrega Hernández, de Fedearroz, "el mejor seguro que podemos tener son las obras de infraestructura".

Adicional a los esfuerzos en infraestructura y reubicación de poblaciones enteras, no hay duda de que Colombia debe enrutarse pronto hacia el cuidado del medio ambiente, pues las circunstancias están demostrado que el cambio climático no tiene vuelta atrás.

Se espera que, en pocos días, el Departamento de Planeación Nacional publique un Conpes sobre cambio climático que dé directrices sobre las acciones a tomar en torno a este crucial tema en la agenda.

Mientras no se tomen acciones y el país no se ajuste a las nuevas condiciones climáticas, para la próxima ola invernal será necesario desempolvar la canoa para recoger la cosecha, como lo hace Miguel Martínez en Córdoba, y colmarse de paciencia para cumplir con los pedidos de los centros de abastecimiento.

www.dinero.com

viernes, 10 de diciembre de 2010

Transporte de carga se afecta por mal estado de vías generado por ola invernal


Demoras en el tránsito de por lo menos 150 mil toneladas diarias de carga en todo el país, reportaron las empresas transportadoras de mercancías por efecto de la ola invernal que tiene en jaque la red vial nacional, de acuerdo con Colfecar.

Según el presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera, Jaime Sorzano Serrano, aseguró que los impactos de la lluvia alarga los períodos en la prestación del servicio e incrementa los costos operativos del mismo.

“No menos de unas 150 mil toneladas diarias de mercancías se ven bloqueadas o restringidas para su tráfico normal. Para el sector representa una pérdida cada 24 horas de $15 mil millones que se dejan de facturar por prestar este servicio”, dijo el dirigente gremial.

Entre tanto, el presidente de la Asociación de Transportadores de Carga, ATC, Álvaro Sanín Calad, explicó que las dificultades para circular por las carreteras generan un incremento del costo del servicio entre 40 y 50 por ciento, cifra que varía por corredores.

“El solo impacto de mirar que un camionero tenga que viajar a su destino pero alargando sus recorridos buscando corredores sin problemas genera un incremento en el costo del servicio entre 40% y 50%, y una disminución de la operatividad de 30%”, dijo Sanín Calad.

http://www.rcnradio.com/noticias/econom/09-12-10/transporte-de-carga-se-afecta-por-mal-estado-de-v-generado-por-ola-invernal

martes, 7 de diciembre de 2010

Información importante.

Medellín, Diciembre 7 de 2010

PARA CONOCIMIENTO DE TODOS NUESTROS AFILIADOS Y EN GENERAL A TODA LA CADENA LOGISTICA DEL TRANSPORTE ME PERMITO INFORMAR QUE :

EL DIA MIÉRCOLES 8 DE DICIEMBRE NO APLICA LA RESTRICCION VEHICULAR,

EN CASO QUE SE PRESENTE CONGESTIÓN VEHICULAR EN ALGUNO DE LOS EJES VIALES EL COMANDANTE DE CARRETERAS PUEDE PARAR EL TRÁNSITO VEHICULAR PARA DESCONGESTIONAR, SE LES RECOMIENDA TENER UN POCO DE COMPRENSIÓN EN ESTE SENTIDO.




NORA SANCHEZ
Asistente Director Ejecutivo

Se habilitó tránsito hacia la Costa

Desde ayer en la noche se encuentra reestablecido el tráfico para vehículos livianos en la vía que de Bucaramanga conduce la Costa Atlántica.
Sin embargo las obras continúan sobre el sector para que a partir de hoy lunes en la noche se pueda dar paso a todo tipo de transporte de carga.

Cabe recordar que parte de la vía se derrumbó desde el pasado jueves la altura del kilómetro 9+600 por cuenta de los deslizamientos en la zona, que afectaron durante cuatro días el tráfico de casi 3.500 vehículos que transitan por la vía nacional diariamente.

"Estamos restringiendo el transporte de carga que es más largo porque aún continúamos con maquinaria en la zona para las obras de recuperación en la banca en este sector y sobre Puente Tierra, cerca del kilómetro 8+600, donde aún estamos recuperando la alcantarilla debido a que por el paso de volquetas para hacer el relleno no se pudo trabajar", aseguró el director del Proyecto Zona Metropolitana de Bucaramanga, ZMB de la concesión Autopistas de Santander, que administra este eje vial.

De acuerdo con Moreno a partir de 2011 se iniciará con los trabajos de construcción del par vial que atravesará la zona, por lo que la vía actual servirá para el tráfico que viene de la Costa hacia Bucaramanga y la nueva vía para el tráfico que va desde Bucaramanga hacia la Costa.

Por su parte el Gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, expresó su preocupación por la situación en materia vial que vive el departamento y dijo que muchos trabajos que avanzaban en pavimentación de vías tuvieron que parar para atender deslizamientos.

www.vanguardia.com

lunes, 6 de diciembre de 2010

Recomendación para los conductores

HAZ CLIC PARA AGRANDAR LA IMAGEN Y LEER EL MENSAJE CORRECTAMENTE.

Hay crisis en el sector transportador por bloqueos de vías


Sólo el 20 por ciento del transporte de carga pesada está funcionando en el país, como consecuencia del bloqueo de las vías por el invierno. Las pérdidas son superiores a 30 mil millones de pesos diarios.

El gremio de los camioneros el país advierte que su situación es desesperada, pues todo el país está bloqueado por culpa de las lluvias.

Las principales rutas en los departamentos de Santander, Antioquia, la Costa Atlántica y la zona de frontera están afectados señala Jorge García, directivo de la Asociación Colombiana de Camioneros, quien confirmó que el 80 por ciento de sus vehículos están quietos esperando al despeje de las carreteras.

“Esta muy riesgoso pasar porque hay muchos derrumbes, esto ha hecho que solo trabajemos a un 20 por ciento de nuestra capacidad de movilidad, no hay movimiento de carga, los puertos están saturados de carga”, anotó

En la reunión que sostendrán el próximo martes con representantes del Gobierno y los gremios reiterarán su solicitud de que sea declarada la emergencia para el sector camionero del país, indicó Jaime Sorzano Directivo de Colfecar, quien espera anuncios para aliviar la crisis.

Los representantes del sector camionero indican que las pérdidas son incalculables, pues los daños en las vías provocan averías en las máquinas y parálisis de las cargas.

La mayoría de los vehículos de carga son del siglo pasado

Según una encuesta de la Asociación Nacional de Empresarios, la edad promedio del parque automotor es de 15,3 años.

El 44 por ciento de los automotores que transportan carga en el país 'nacieron' en la presente década, mientras que el resto del parque automotor dedicado a la movilización de mercancías entró en servicio del año 2000 hacia atrás.

Así lo revela una encuesta al sector adelantada por la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), según la cual la edad promedio del parque automotor es de 15,3 años, nivel que superan los carros vinculados a las cooperativas, donde el promedio de antigüedad se incrementa a 18,3 años.

El estudio, que entre abril del 2008 y marzo del 2009 tomó datos de 662 compañías, de un total de 1.907, arrojó que el vehículo que predomina es el camión con un 59,5 por ciento del total, seguido por el tractocamión, con un 23,5 por ciento, y la camioneta, con una participación del 13,2 por ciento.

Entre tanto, las volquetas, que sólo representan el 2,4 por ciento del parque automotor de carga, pasan a tener el 24,3 por ciento de los carros anteriores a 1970, mientras que las grúas representan el 28,6 por ciento de los automotores fabricados antes de este año.

En el grupo de vehículos modelo 2001 en adelante los tractocamiones ocupan el 55,7 por ciento del total, seguidos por las camionetas con el 51,3 por ciento y en una menor proporción los camiones, con el 39 por ciento, seguidos por las volquetas y grúas con el 22,5 por ciento y el 14,3 por ciento, respectivamente.

En el sector del transporte de carga por carretera el 81 por ciento de los conductores tiene un contrato a término indefinido y el 15 por ciento trabaja a término fijo, tendencia que se mantiene en el resto del personal, donde el 77 por ciento tiene vínculo laboral indefinido. Para la Andi, estas cifras permiten inferir una estabilidad laboral en estas empresas.

59,5 por ciento del parque automotor de carga corresponde a el camión; le sigue el tractocamión, con un 23,5 por ciento.

www.portafolio.com.co

El 40% del parque automotor corresponde a modelos anteriores a 1970


De acuerdo con la información suministrada por las empresas de transporte de carga por carretera, el sector está conformado en un 85% por sociedades comerciales y en 15% por organizaciones pertenecientes al sector solidario (cooperativas).


De acuerdo a una encuesta divulgada por la Asociación Nacional de Industriales, Andi, más del 20% de los vehículos tienen una edad promedio entre 20 y 10 años. Además el 44% del personal es operativo y carece de educación superior.

La gran mayoría de las camionetas, camiones y tractocamiones, son vehículos de modelos anteriores a la década de los setentas

Sin embargo los más rigurosos con el tema de renovación de los vehículos son las sociedades comerciales, las cuales tienen una participación de 5,6% para antes de 1.970, 10,2% para los modelos 1.971 a 1.980, 10,9% para aquellos con modelo 1.981 a 1.990, 26,5% en modelos 1.991 a 2.000 y 44,6% en los vehículos modelo 2.001 en adelante.

De acuerdo al tipo de vinculación de los empleadores se encontró que no hay diferencia significativa entre el término de duración del contrato para los conductores y el resto del personal.

El 81% de los conductores tiene un contrato a término indefinido y tan solo el 15% han sido contratados por un término fijo, situación que es similar para el resto del personal, donde el 77% tienen contrato a término indefinido y el 20% está laborando con un contrato a término fijo.

En las empresas de carga tan solo el 35% del personal administrativo cuenta con algún grado de formación superior, el 27% en nivel profesional, 8% a nivel de formación tecnológica y el 21% en formación técnica. El 44% del personal es operativo y carece de educación superior, lo que demuestra una necesidad apremiante de formación en este subsector.

La encuesta realizada entre la Andi y la Superintendencia de Puertos y Transporte, fue hecha a 611 empresas vinculadas al sector.

http://www.dinero.com/negocios/40-del-parque-automotor-corresponde-modelos-anteriores-1970_80755.aspx

jueves, 2 de diciembre de 2010

Gremios reconocen que alza en gasolina sí tendrá efectos en otros sectores

Bogotá. Pese a que el gobierno dijo que los costos del aumento en los precios de los combustibles son mínimos, algunos sectores que viven del consumo de gasolina y Acpm piensan lo contrario.

"El alza afecta a todos los sectores de la economía, porque los costos de producción suben, los consumidores tienen que hacer un esfuerzo adicional y afecta considerablemente el transporte", afirmó Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol Colombia.

Invitó al Gobierno a que revise la fórmula de cálculo en el precio de los combustibles, porque la carga de impuestos y sobretasas sigue impactando negativamente el crecimiento del país y a los consumidores que son de todos los estratos, y no sólo los altos.

El Ministerio de Minas y Energía anunció que para este mes los precios de la gasolina subirán entre $157 y $263 por galón, dependiendo la ciudad, y los del Acpm, en $211.

El director ejecutivo nacional de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Juan Javier Amaya, aseguró que la afectación del aumento de los precios es enorme y genera incomodidad en el sector del transporte de carga, porque han subido tanto los precios de los combustibles como los de la canasta de operación. No obstante hace tres años no suben los fletes.

Y qué dicen el comercio y el turismo
Para el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, todos los productos tienen un componente de combustible de transporte, y por eso cualquier alza afecta notoriamente la economía del país y todos sus sectores. El presidente de Aviatur, Jean Claude Bessudo expresó que al sector turístico también lo afecta el incremento porque tiene incidencia global, al volver a Colombia más costosa para los visitantes del exterior y menos competitiva que otros destinos.

www.larepublica.com.co

Comunicado al Presidente.

Medellín, 2 de diciembre de 2010

Doctor
JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN
Presidente de la República
PALACIO DE NARIÑO
Bogotá D.C.

Asunto: comentarios ATC a incremento de combustibles

Respetado señor Presidente

Luego de recibir este 1° de diciembre la noticia referente al nuevo incremento del combustible, solo nos resta manifestar nuestro rechazo al mismo y a la forma como se están manejando los precios de los combustibles en Colombia, los cuales afectan directamente a nuestro sector transportador de carga por ser este insumo el más importante de la estructura de costos.

Hoy el alza es muy dura, inconsulta, que va en contra del transporte de carga y de nuestros ingresos, que nos deja al margen de toda consideración, pues no obstante ser los más altos consumidores de combustible ACPM, jamás se concerta con nosotros este tipo de medidas.

Poca claridad ha tenido la política de precios a los combustibles en Colombia y ninguna respuesta favorable a las peticiones del sector de diseñar una política que nos de tranquilidad a todos.

Mucho se ha dicho, desde la Presidencia de la República y en el Ministerio de Transporte de que nuestro sector afecta la dinámica de la competitividad del país debido a que los fletes son altos. Pero estos incrementos muestran que es directamente el mismo gobierno el que a través de su política de precios de combustibles, de los peajes y en general a la falta de atención a nuestro sector, lidera tan nefasta condición. Solo los referidos costos, bajo absoluta responsabilidad del Gobierno, representan el 53% de la canasta de insumos.

Si agregamos los tiempos muertos a causa de la situación de la red vial nacional, las dificultades para los desplazamientos, los retrasos en los puertos, en las empresas para cargar y descargar e inclusive las demoras para recibir y entregar los contenedores, incrementan de manera notoria los costos de operación, y como se observa son ajenos a nuestro control.

Por todo esto, el sector que representamos le pide a usted, señor presidente, nos conceda una cita para evaluar los temas planteados y dar prioridad a una agenda con mensaje de urgencia para adelantar el dialogo y concretar soluciones inmediatas referentes a los siguientes puntos:

1. Incremento de la tabla de fletes, pues luego de 28 meses sin el mismo y con las alzas de nuestra canasta de insumos, las asumimos como pérdida acumulada del sector; a la vez que falta el Gobierno a su responsabilidad para con los transportadores de carga del país que aun no sienten atendidas sus peticiones ni la presencia del estado.

2. Definir la política de precios de combustible, pues como vamos, no tenemos una referencia seria sobre la cual planear financieramente la actividad.

3. Trazar lineamientos referentes a la regulación del parque automotor de servicio público de carga por carretera. (política de reposición, chatarrización, modernización y sostenibilidad de los propietarios tradicionales en la actividad)

4. Plantear directrices que le den estabilidad financiera y jurídica a nuestro trabajo.


En espera de respuestas concretas nos suscribimos

Atentamente,

ALVARO SANIN CALAD
Presidente

LUIS ORLANDO RAMIREZ VALENCIA
Director Ejecutivo

Señor Ministerio de Transporte, Dr. Germán Cardona Gutiérrez.
Señor Ministerio de Minas y Energía, Dr. Carlos Rodado Noriega.
Consejo Gremial Nacional de Transporte de Carga.
Junta Directiva Nacional ATC.
Junta Directiva Nacional ACC.
Medios de Comunicación

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Precio del galón de gasolina sube entre $157 y $263 pesos


La fuerte alza obedece, según el Ministerio de Minas, al invierno y los precios internacionales de petróleo, entre otros.


El Ministerio de Minas y Energía anunció los precios de la gasolina corriente y los del ACPM que regirán para el mes de diciembre. En el caso de la gasolina, los mismos aumentan entre $157 y $263 pesos por galón y los del ACPM en $211 pesos por galón a partir del primero de diciembre de 2010.
El incremento se origina, según explicó esa cartera, en el comportamiento de los precios internacionales del petróleo durante el mes de noviembre, los cuales se han ubicado alrededor de los US$85 por barril, así como por la devaluación que viene presentando la tasa de cambio.
En el ACPM, el aumento se origina también por el alza de los precios internacionales y de la tasa de cambio, así como por el aumento del precio del biodiesel que se utiliza para las mezclas con el ACPM. Este último se ha visto impactado por el incremento en el precio de las materias primas utilizadas para su producción a nivel internacional.
De igual forma, debido al fuerte invierno que se viene presentando en el país, cuya situación es la más crítica en los últimos 50 años y que impide el suministro de materias primas para la producción de alcohol carburante, se hace necesario levantar a partir del 1º de diciembre las mezclas de dicho producto con las gasolinas en todo el país.
El incremento en los precios internacionales de la gasolina y el ACPM se hace necesario para que no se vea afectada la sostenibilidad del Fondo de Estabilización de Precios a los Combustibles, FEPC.
De acuerdo con el Ministerio, es importante reiterar que no se tienen apropiaciones en el Presupuesto General de la Nación para subsidios a los combustibles durante el próximo año, razón por la cual se debe realizar un esfuerzo por parte de todos los colombianos en materia de precios, de tal forma que no se vean comprometidos los recursos para las inversiones sociales del Estado y para alcanzar las metas de la política de prosperidad en los próximos años.
Por otra parte, además de las medidas anunciadas sobre el restablecimiento de la importación de combustibles provenientes de Venezuela para el departamento de Norte de Santander, el Gobierno continúa aplicando las medidas adoptadas para los departamentos de Arauca, Vichada, Guainía y Nariño, con el fin de atender la coyuntura política y social de dichos departamentos. Lo anterior implica que el precio de la gasolina corriente y del ACPM se mantenga en niveles similares.
Así quedan los precios:
Ciudad / Gasolina / ACPM
Bogotá $7.999,18 pesos / $6.928,03 pesos.
Cartagena $7.744,31 / $6.638,25
Barranquilla $7.773,98 / $6.663,75
Bucaramanga $7.807,06 / $6.707,20
Medellín $7.765,63 / $6.876,07
Cali $8.065,12 / $6.990,65
Pereira $7.992,40 / $6.916,36
Manizales $7.983,13 / $6.910,89
Armenia $8.052,40 / $6.976,36
Ibagué $8.005,12 / $6.911,66
Neiva $8.023,66 / $6.938,07

www.elespectador.com

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.