lunes, 22 de noviembre de 2010

¿Qué tanto ha mejorado la competitividad del país?

Las deficiencias de infraestructura, transporte y logística incrementa los costos de mover mercancía en el país.



A mediados de 2008, cuando en Colombia se aprobó la Política Nacional de Competitividad, el país avanzó en trazar una estrategia que permitiera mejorar nuestros niveles de competitividad frente a las exigencias de un mundo globalizado como el de hoy.

De acuerdo con el último Índice de Competitividad Global, que desarrolla cada año el Foro Económico Mundial, Colombia se ubica en la posición 68 entre 139 países, y en el puesto 8 entre los 19 países de Latinoamérica que hacen parte de la clasificación.

La meta definida por la Comisión Nacional de Competitividad es que el país en el año 2032 sea uno de los tres más competitivos de América Latina y tenga un elevado nivel de ingreso por persona, equivalente al de un país de ingresos medios altos. Esto, además de ser una meta ambiciosa, nos lleva a cuestionar cuánto hemos hecho para lograrlo.

El Informe Nacional de Competitividad 2010-2011 presentado la semana pasada por el Consejo Privado de Competitividad (CPC), entrega un análisis de cómo está el país en el tema, los aspectos en los que ha mejorado y en cuáles se necesita trabajar.

“Hay que avanzar más rápido que los que van delante de nosotros y que los que nos persiguen.

De otro modo, Colombia seguirá siendo uno más del montón, con las repercusiones en términos de riqueza y bienestar que ello implica”, dice Rosario Córdoba, presidenta del CPC.

Para Córdoba, se podrían destacar tres grandes retos que enfrenta el país para mejorar los niveles de competitividad ante los posibles tratados de libre comercio que adelanta el Gobierno Nacional.

Primero, mejorar la calidad del sistema de educación. “La calidad de un sistema de educación no puede superar aquella de sus maestros. En este sentido, el gran reto es convencer al mejor capital humano para que ingrese a la carrera docente”.

Segundo, bajar la informalidad, que se encuentra en niveles cercanos al 60% del aparato productivo. Según Córdoba, la informalidad desincentiva el crecimiento de las empresas, en la medida en que representa una competencia desleal para las empresas formales que pagan sus cargas laborales y tributarias.

Y tercero, el tema de infraestructura, transporte y logística, pues las deficiencias allí traen sobrecostos al transporte de carga en Colombia hacia mercados internacionales, lo cual limita sustancialmente la competitividad de nuestros productos.

Sin duda, el país deberá centrar los esfuerzos en eliminar todos esos cuellos de botella que inhiben la competitividad. Así mismo, es necesario empezar a producir bienes de mayor valor agregado, que incluyen un mayor componente de ciencia y tecnología en su producción. "Llegó el momento de hacer las reformas estructurales de las que se viene hablando hace años, pero que por diferentes motivos se han ido posponiendo", afirma la presidenta del CPC.

Cómo va el Atlántico. De acuerdo con lo establecido en la Política Nacional de Competitividad y con la creación de la Comisión Regional de Competitividad (CRC), hoy denominada Corporación Atlántico Competitivo, el departamento ha iniciado un proceso concertado con diferentes agentes públicos y privados para mejorar el ambiente de negocio y el entorno competitivo.

Para aterrizar la política nacional, cada departamento cuenta con un Plan Regional de Competitividad para proyectar su desarrollo económico y social. Para el Atlántico, la estrategia se estableció basada en el desarrollo de clusters y la transformación productiva y territorial del Departamento.

“Se formuló la propuesta de valor que consiste en convertir al Atlántico en el cluster transversal de servicios logísticos más importante de Latinoamérica y el Caribe para apoyar el desarrollo productivo regional”, explica Diana Reyes, profesora del Ieec de Uninorte e investigadora de proyectos de la Cámara de Comercio de Barranquilla, entidad que desempeña las funciones de Secretaría Técnica de esta CRC.

Según Gustavo Pacheco, secretario de competitividad de la Cámara de Comercio de Barranquilla, la situación del Atlántico en términos de competitividad, hoy, se puede decir que ha mejorado frente a periodos anteriores.

En el último estudio de la Cepal, publicado en octubre de 2010, Atlántico se ubica en el rango de competitividad alta, ocupando el quinto lugar nacional, entre 28 departamentos.

Un examen al Atlántico

Actualmente se encuentra en la etapa final de preparación la versión 2010 del Diagnóstico de Competitividad del Atlántico, el cual fue publicado en el 2008 y 2009. Según Diana Reyes y Gustavo Pacheco, “este documento se constituye en una valiosa herramienta de consulta, por cuanto permite conocer, a través de una serie de indicadores y variables de tipo cuantitativos y cualitativos, en qué estado se encuentra esta sección del país en materia de competitividad”.

La actualización del Diagnóstico se dará a conocer al sector empresarial y a la comunidad en los próximos días. De ahí, seguramente surgirán nuevos retos para el Departamento.

http://www.elheraldo.com.co/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.