lunes, 8 de noviembre de 2010

La vía Buga – Buenaventura está en obra negra


Desde hace más de un año se inició la construcción de la doble calzada desde Buga a Buenaventura. El proyecto aún no tiene ningún tramo listo y los habitantes del municipio de Loboguerrero, ubicado en la mitad del recorrido, se niegan a moverse para dar paso a esta obra.

La carretera que comunica al municipio de Buga con Buenaventura tiene 48 kilómetros de recorrido, la vía es angosta, tiene subidas muy empinadas que dificultan la visibilidad, además de varios frentes de obra en diferentes sentidos de la calzada que generan pasos restringidos.

Este trayecto se caracteriza por tener cuatro túneles sin iluminación que en su interior presentan huecos que según los habitantes generan problemas a los conductores que no conocen la vía.

Se estima que la duración del recorrido es de 2 horas. Sin embargo, la cantidad de vehículos de carga que transitan y las obras que se realizan pueden extender el tiempo de llegada a 4 horas, pues diariamente son miles las mulas que pasan por la vía.

“Según el registro en el paso a peaje por día entre semana pasan unas dos mil mulas, el día que menos pasan es el domingo, que disminuye el tráfico en el sector”, señala uno de sus habitantes.

Los habitantes piden más información sobre la obra

La construcción de este proyecto vial es importante para ampliar la capacidad del corredor y mejorar el nivel de servicio y las condiciones del Transporte de Carga de Exportación e Importación desde el Centro del país hacia el principal puerto sobre el Pacífico.

Sin embargo, los habitantes del municipio de Loboguerrero, quienes tienen sus negocios en la carretera, aún no saben que pasará con sus predios, pues no han recibido una oferta para comprarlos y no se resignan a separarse de la carretera que les da su sustento diario.

“La gente de Loboguerrero se ha reunido a hablar sobre esta obra pero nadie sabe nada, lo ideal para nosotros es que construyan pero sin afectarnos a todos los que trabajamos y tenemos nuestros negocios aquí”, dijo una habitante del municipio.

Los camioneros que a diario transitan por esta vía aseguran que ya van dos años de obras y aún no hay resultados, por lo que consideran que ya hay retraso en la ejecución del proyecto.

Un cierre de esta vía puede afectar a más de 300 mil personas que habitan la región además de la salida y entrada de mercancía al Puerto de Buenaventura, el más importante del pacífico colombiano.

El proyecto vial que tiene una inversión superior a los 400 mil millones de pesos está dividido en cuatro tramos que fueron entregado por Invias al Consorcio Metrovías Buenaventura el sector desde Citronela a Altos de Zaragoza, al Consorcio doble calzada de Buenaventura el tramo Altos de Zaragoza – Triana, al Consorcio doble calzada Buenaventura II el sector Triana – Cisneros y el tramo Cisneros Loboguerrero al Consorcio ECC.

El megaproyecto contempla la rehabilitación de la banca existente y la ampliación de la vía, así como la construcción de 13 túneles, ocho viaductos y 22 puentes.

Aunque se estima que el proyecto estará finalizado a mas tardar en septiembre del 2013, los habitantes y transportadores que conocen la vía aseguran que la finalización del proyecto podría durar más de 5 años, por su magnitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.