viernes, 15 de octubre de 2010

Transporte de carga alerta sobre crisis logística en el país

Las empresas de camiones advierten que a las deficiencias viales generadas por el invierno se suman las ineficiencias operativas en los diversos agentes de la cadena logística.

Los transportadores de carga por carretera le pidieron al Gobierno declarar la emergencia logística, para solucionar los inconvenientes que se vienen presentando en los diversos puntos de la cadena de movilización de mercancías a lo largo y ancho del país.

A las difíciles condiciones de las vías, que se han visto incrementadas en las últimas semanas por el invierno y que se agravarían si la intensidad de las lluvias aumenta, se le suman factores como los tiempos de cargue y descargue de contenedores, los horarios de atención, las restricciones en las carreteras, las instalaciones físicas inadecuadas y la deficiencia de rutas, entre otros factores.

En una reciente encuesta que la Federación de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) adelantó con sus afiliados, estos mostraron su preocupación por estos problemas, que afectan la operabilidad del comercio de mercancías.

El presidente de Colfecar, Jaime Sorzano, dijo que por estos inconvenientes la productividad de los vehículos -medida en la rotación vehicular- se encuentra en niveles muy bajos. En Colombia un tractocamión está recorriendo alrededor de 70.000 kilómetros cada año, mientras que en países como España el nivel de recorrido mínimo anual alcanza los 120.000 kilómetros.

"En Colombia un tractocamión no hace más de 5 y medio viajes redondos en el mes, cuando debería hacer por lo menos unos diez", dijo el dirigente gremial.

Según su impacto, las dificultades están encabezadas por el estado vial, seguidas del acceso a puertos y patios de contenedores, la ausencia de horarios de trabajo de 24 horas y las restricciones vehiculares. Por ejemplo, un vehículo entre Cali y Buenaventura en ocasiones se puede demorar hasta 8 horas en recorrer esta distancia, lo que, a juicio de Sorzano, es absurdo.

En cuanto al acceso a los puertos, la encuesta revela que un camión tarda en promedio 11 horas para ser recibido y entregar la mercancía, cuando la expectativa de los transportadores no supera las dos o tres horas.

Otro de los problemas está en los generadores de la carga. Sólo el 13 por ciento de ellos tiene horarios de trabajo de tiempo completo, cuando para Colfecar toda la cadena debería laborar las 24 horas, los 365 días al año.

"A las dificultades operativas se suman decisiones como la que tomó el Puerto de Cartagena de multar a las empresas de transporte que incumplan horarios para realizar las funciones de cargue o descargue, cuando la mayoría de veces los retrasos obedece a causas ajenas", dijo Sorzano.

De acuerdo con Colfecar, las empresas de camiones se comprometieron a corregir los problemas que sean de su responsabilidad, como las dificultades para conseguir vehículos y sancionar a aquellos conductores que incumplan sus obligaciones. Urgen información en línea para administrar el tráfico

Ante los crecientes problemas que enfrentan el transporte y la cadena logística, Édgar Higuera, director de la Cámara de Servicios Logísticos de la Andi, aseguró que la Superintendencia de Puertos y Transporte es la entidad que debe velar por el funcionamiento coordinado de todos los eslabones de la cadena.

Por ejemplo, en el manejo de los contenedores de exportación e importación de los puertos hay un cuello de botella en la devolución del contenedor vacío a los puertos, ya que si bien en este proceso participan la empresa de carga, el patio de contenedores y la línea naviera, no hay enlace entre estos tres agentes.

De acuerdo con el directivo, los puertos y las empresas de transporte deben buscar la forma de compartir más información en línea, para saber dónde están los camiones y de esta manera implementar mecanismos de administración del tráfico, estableciendo turnos de acceso para el cargue y descargue.

En cuanto a la carga de exportación, la Cámara de Servicios Logísticos de la Andi cree que hay que llegar a acuerdos con la Policía Fiscal y Aduanera (Pofa), para que las inspecciones no se hagan en las afueras de los puertos (genera congestión) y para que se dispongan lugares adecuados en donde la carga no sufra.

Según Higuera, el segundo semestre es la época del año en la que se moviliza más carga y las restricciones de vehículos se hacen pensando en el volumen de pasajeros y no en la economía. Por ejemplo, en este momento el crecimiento del comercio exterior en carga está cercano al 20 por ciento, por la llegada de la temporada de fin de año.

20 por ciento está creciendo el volumen de carga en el país, por el aumento del comercio exte- rior por la temporada de fin de año.

Desorden por pico y placa en las ciudades

La Federación de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) advirtió sobre el riesgo que representa para su actividad la intervención descoordinada de las autoridades, las cuales han impuesto restricciones como el 'pico y placa' en las ciudades. Según el gremio, al impedimento del tránsito los domingos, festivos y por causas de tipo ambiental, se le suman ahora las que proliferan en distintos municipios como Soacha, Duitama, Zipaquirá, Villa del Rosario (Nte. de Santander) y Maicao (Guajira), así como el surgimiento de una 'nueva autoridad' vial en las concesiones.

www.portafolio.com.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.