jueves, 23 de septiembre de 2010

Corrupción y fletes afectan a camioneros

La falta de celeridad del Gobierno Nacional para adelantar el proceso de chatarrización de camiones ha creado desconfianza en el sector.

Como crítica calificó el presidente de ATC, Álvaro Sanín, la situación actual de los transportadores de carga del país, debido a que hace 23 meses el Gobierno Nacional no sube la tabla de fletes, la corrupción en el sector y la demora en los pagos de la chatarrización. 

"El costo del transporte de carga ha subido un 17% en los últimos 2 años, incluida la gasolina que sube mes tras mes, y los fletes siguen estables. Por eso los camioneros nos encontramos en cuidados intensivos y si no logramos un aumento de mínimo el 13,5% en los fletes para hacer competitivo el sector, pronto nos llegará la muerte", aseguró Sanín. 

Agregó que ellos no están de acuerdo con la propuesta de eliminar la tabla de fletes, a no ser que se establezca el precio del transporte de carga terrestre con otro mecanismo, como el indicador que comenzó a elaborar el Dane, "auque todavía tiene inconsistencias que deben mejorarse". 

Y es que el problema de los fletes para los camioneros se agrava con la sobre oferta que hay en el país. "Algunas empresas generadoras de transporte de carga están pagando un valor inferior a los fletes establecidos por la ley, y con la situación tan difícil para los camioneros, muchos ahogados por las deudas, no les queda más remedio que aceptar". 

La corrupción del sector 

A esta situación de los camioneros se suma el cobro obligatorio que están haciendo los despachadores de las empresas por cada carga. 

"Para otorgar una carga a los despachadores hay que pagarles entre $100.000 y $150.000. Esto comenzó como una propina que se les daba y terminó siendo un cobro fijo ilegal que tiene la complacencia de las directivas de las empresas. Un despachador en un puerto como el de Buenaventura puede autorizar hasta 40 cargas en un día", sostuvo Sanín. 

Otro de los problemas que enfrentan los camioneros es que del interior del país hacia los puertos es difícil conseguir carga y el valor que pagan es inferior al que se hace desde los puertos hacia el interior. 

"Mientras que de Cartagena a Medellín un flete puede costar $2,9 millones, el flete de Medellín a Cartagena lo pagan a $1,3 millones, a pesar de que se demoran las mismas 15 horas y muchas veces las mulas deben estar parqueadas 8 y 10 días esperando que resulte un viaje en las ciudades del interior. El tráfico no es compensado", explicó Sanín. 

Y si un camionero decide devolverse a los puertos sin carga, debe asumir todos los costos. Por eso, ATC propone que, como se hace en otros países, los fletes incluyan un sobre costo de aproximadamente $800.000 para financiar el regreso sin carga.

Chatarrización - Falta celeridad

Hasta hoy el Gobierno Nacional ha chatarrizado 3.500 camiones, pero de los 280.000 que ruedan actualmente deben salir de circulación cerca de 30.000 para modernizar el parque automotor de carga colombiano y hacerlo competitivo. 

Para el presidente de ATC, Álvaro Sanín, este ha sido un proceso lento, debido a que el Gobierno se demora en pagar los carros y por eso los camioneros han perdido confianza en el proceso. 

"Actualmente el Gobierno adeuda 400 camiones que ya fueron chatarrizados, esto asciende a $22.000 millones, y no los han pagado a pesar de que tienen la plata, porque es dinero que hemos aportado nosotros y no todos los colombianos como lo quieren hacer parecer", concluyó Sanín.




Fuente: El Mundo

1 comentario:

  1. investigen la entrada de tantas tractomulas al pais investigen a coltanque,ctc,adispetrol,teca y en su mayoria empresa de transporte de hidrocarburos muy muy raro estas empresas que empesaron de la nada y en menos de 5 años son empresas que tienen manipulado este negocio.En estas empresas hay demaciado vehiculo gemeliado,investigen señores por favor gracias

    ResponderEliminar

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.