martes, 17 de agosto de 2010

Anuncio del Gobierno Distrital revive polémica por otro peaje que afectaría a los boyacenses

Caseta de cobro sería instalada a la altura del peaje de Los Andes, a la entrada de Bogotá. Rechazo a nuevo impuesto para los boyacenses que a diario llevan 4.000 toneladas de comida a Bogotá.

Casi un año después de la fuerte polémica que se dio en torno a la instalación de un nuevo peaje a la entrada de Bogotá, el Gobierno Distrital anunció que estudia esa posibilidad, como respuesta al acalorado debate que les ha originado el pésimo estado de la Autopista Norte (Autonorte).

La nueva caseta, que sería ubicada en Chía, a la altura de donde hoy funciona el peaje de Los Andes, pero a la entrada de Bogotá (actualmente allí no hay peaje), afectaría a todo el nororiente del país incluidos siete municipios de la sabana de Bogotá, todo Boyacá y los santanderes.

Según un estudio del gobierno bogotano, por esta autopista, entre semana ingresan a Bogotá unos 4.758 vehículos y 8.809 los fines de semana.

El tramo de vía que se encuentra en pésimo estado pertenece al Convenio 004 del 2009, que busca aunar esfuerzos entre la Nación (Inco) y el Distrito para la optimización de la infraestructura vial de acceso a la ciudad por la zona norte.

Lo planteado es que el Distrito ponga a disposición del Inco la infraestructura vial de dicha autopista para que, a través de un concesionario, se arregle la vía en dos fases.

De esta forma buscan, entre otras, rehabilitar las calzadas existentes y ampliarlas a cinco carriles entre las calles 192 y 236, construir seis retornos y operar y mantener la vía al igual que construcción de ciclorrutas y andenes para esa autopista.

Reacciones en contra del anuncio no se han hecho esperar. "Perjudicaría directamente a los cientos de boyacenses que deben viajar a Bogotá y en especial a esos campesinos y pequeños comerciantes que a diario le llevan casi 4 mil toneladas de comida a los capitalinos", señaló el gobernador, José Rozo Millán.

El Gobernador añadió que ese peaje, además, afectaría el turismo a Boyacá y hasta el desarrollo de la concesión Briceño-Tunja-Tibasosa porque menos gente viajaría por el tramo tan corto y con tantos cobros.

"Estoy buscando una reunión de alto nivel para discutir ese tema con el Gobierno Distrital y Nacional, ya que se podrían contemplar otras salidas como la del cobro de valorización a ese sector de la capital", dijo.

En octubre de 2008 el ex representante Juan Carlos Granados logró con una masiva movilización que salió desde Chía y hasta una demanda contra el también boyacense y contralor de Bogotá, Miguel ángel Moralesrussi, frenar la iniciativa de la instalación de la nueva caseta.

"Esto requiere de un frente común por parte de los boyacenses ya que irónicamente aunque el Gobierno nacional decidió aplazar su iniciativa de instalar un peaje en la pésima vía entre Duitama y Belén, ahora es el Gobierno Distrital el que pretende que seamos los boyacenses los que le financiemos el arreglo de una vía que al que beneficia es a Bogotá y a otros municipios de Cundinamarca", aseguró Granados.

El ex parlamentario añadió que la Autonorte ya tiene una concesión denominada Devinorte que recauda dineros a través del peaje de los Andes y que es la única concesión del país que presenta superávit, es decir que recibe más dinero del esperado.

"De ser necesario se podría inclusive ampliar la actual concesión a la unión temporal Devinorte (es decir más años) y no seguir insistiendo en el nuevo peaje", explicó Juan C. Granados.

El también ex parlamentario, Gilberto Rondón aseguró que ese va a ser un peaje para que lo paguen los boyacenses y que "contribuye a la más grande corrupción en materia de concesiones viales como ha venido sucediendo con la doble calzada Briceño-Sogamoso. Esperemos que la bancada parlamentaria impida esta nueva agresión contra el departamento", comentó. 


Fuente: El Tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.