lunes, 1 de marzo de 2010

Problemas de movilidad en Bogotá por paro de transportadores




La Secretaría de Movilidad anunció que el pico y placa para los carros de servicio público fue levantado y autorizó a los vehículos particulares para que recojan pasajeros. La restricción para los carros particulares sigue vigente.



ras una infructuosa reunión en la Alcaldía de Bogotá anoche, la Asociación de Pequeños Transportadores (Apetrans) decidió convocar a todos sus afiliados, más de 16 mil conductores, a sumarse a un paro que comenzó a las 00:00 horas de hoy. 

Los bogotanos que comenzaron a salir a las calles para dirigirse a sus lugares de trabajo se encontraron con la falta, casi absoluta, de buses. Los pocos conductores de vehículos de servicio público que decidieron salir a trabajar han sido objeto de ataques en algunos sitios de la capital.

En sectores como Bosa, Suba y la Avenida Primero de Mayo con carrera 30, se han reportado daños en varios vehículos de servicio público que han sido atacados con piedras. Algunos buses de TransMilenio también han sido objeto de los saboteos.  
 
El general Orlando Páez Barón, director de seguridad ciudadana de la Policía, reportó la captura de varias personas y anunció que se realizan a esta hora amplios operativos en toda la ciudad para garantizar la seguridad de los transportadores que decidan salir a trabajar. 
 
Páez Barón también sobrevoló la ciudad y dio un parte de tranquilidad al anunciar que el servicio de Transmilenio funciona normalmente. 

Para aliviar los problemas de transporte que se registran en toda la ciudad, el secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, anunció que el pico y placa para los carros de servicio público fue levantado y autorizó a los vehículos particulares para que recojan pasajeros. También se permitió la libertad de rutas y a los taxis prestar servicio colectivo. 

Sobre la restricción para los carros particulares, la Secretaría no ha tomado ninguna decisión y se mantiene vigente. 

El servicio de taxi se presta en toda la ciudad con total normalidad, pero ante la falta de buses y colectivos la demanda de transporte superó la oferta de los vehículos amarillos. Incluso, varios ciudadanos han reportado a los medios de comunicación y a las autoridades excesos en las tarifas por parte de algunos conductores. 

Se espera que con las medidas adoptadas por el Distrito se alivie la difícil situación de miles de bogotanos que en la mañana del lunes no pudieron conseguir transporte.
 
Los conductores protestan por decisiones adoptadas por el Distrito en torno al Sistema Integrado de Transporte Público, cuyo diseño, dicen los transportadores, está hecho para dejarlos por fuera del mismo.

Fuente:SEMANA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para nosotros es muy importante conocer tu opinión

ATC en You Tube

Loading...
Se ha producido un error en este gadget.